Panamá: Minera deforestará bosque en Colón para extraer cobre y oro

Mary Triny Zea. Prensa.com
Minera Panamá construirá la infraestructura para producir cobre en 2015 y exportar en 2016 los minerales.

El 28 de diciembre pasado, la Autoridad Nacional del Ambiente (Anam) le aprobó a Minera Panamá su estudio de impacto ambiental (EIA) categoría III para explotar la mina de cobre.

La mina, que comenzaría a exportar cobre en 2016, operará en Donoso, provincia de Colón, dentro de una concesión de 13 mil 600 hectáreas del Corredor Biológico Mesoamericano.

La información la publicó la canadiense Inmet Mining, –empresa matriz de Minera Panamá– mediante un comunicado en su web.

Con la aprobación del EIA, se desarrollará el proyecto que incluye las operaciones mineras y toda la infraestructura relacionada con las facilidades portuarias, incluyendo la planta de carbón, cita el comunicado de Inmet con fecha de ayer.

El EIA para explotar la mina fue presentado a la Anam en septiembre de 2010 y propone iniciar con tres tajos a cielo abierto.

Tras la aprobación del EIA, el consorcio Korea Panama Mining Corp. debe decidir a más tardar el 10 de enero próximo si adquiere el 20% del proyecto e invertir $155 millones en Minera Panamá.

El consorcio Korea Panamá Mining está conformado por la refinadora surcoreana LS Nikko Copper y la estatal Korea Resources Corporation, una entidad del Estado que apoyará con el financiamiento, por lo que el proyecto minero en suelo panameño sería 80% de Inmet y 20% del Estado surcoreano.

La inversión de un Estado extranjero en Panamá está vetada por el código minero de 1963 en su artículo cuatro, sin embargo, actualmente hay un vacío legal.

“Esto se hace con el beneplácito del gobierno”, dijo Félix Wing, abogado del Centro de Incidencia Ambiental (Ciam), sustentando que este artículo fue reformado para permitirlo y luego derogado, por lo que la minera y el Gobierno se aprovechan del vacío legal.

Sin embargo, Wing resaltó que independiente del código, el artículo tres de la Constitución dice que el territorio nacional no podrá ser cedido ni temporal o parcialmente a otros estados y no hace ninguna distinción. “Una concesión minera es una cesión de derechos”, agregó Wing.

Alerta por el proyecto

El desarrollo de la mina de cobre en el Corredor Biológico Mesoamericano contempla inicialmente tres tajos, una presa de relaves y otras infraestructuras, e implicará la deforestación de unas 5 mil 900 hectáreas.

En los primeros 10 años se procesarían 150 mil toneladas diarias de material en una de las pocas zonas intactas de bosque primario.

La comunidad científica reitera la falta de referencias comprobables de planes efectivos de mitigación y manejo ambiental de minas a cielo abierto en climas tropicales como Panamá.

“El desarrollo de la mina en cerro Petaquilla causará un desastre ambiental de escalas mayores para Panamá. Un país de muy rica biodiversidad y recursos hídricos con suelos inestables, muy alta vulnerabilidad al cambio climático, y un marco institucional y legal muy débil”, manifestó Alida Spadafora, de la Asociación Nacional para la Conservación de la Naturaleza (ANCON).

El Ciam reclama que la Anam nunca le permitió acceder al expediente pese a reiteradas solicitudes y apelar a la ley de transparencia.

En las entrañas de colón
150 mil Toneladas diarias se removerán en los primeros 10 años para sacar el mineral.
$4.3 Millones, estimado de inversión de la mina.