Comunicado de los Pueblos Indígenas de Guatemala

PRESIDENTE DE LA REPUBLICA DE GUATEMALA
VICEPRESIDENTA DE LA REPUBLICA GUATEMALA
PROCURADURIA DE LOS DERECHOS HUMANOS
COMUNIDAD INTERNACIONAL
COMISION DE DERECHOS HUMANOS DEL CONGRESO DE LA REPUBLICA
COMISION DE LOS PUEBLOS INDIGENAS DEL CONGRESO DE LA REPUBLICA

PRESENTE

LOS PUEBLOS INDIGENAS Y CAMPESINOS DEL TERRITORIO DE GUATEMALA

MANIFESTAMOS

En el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación racial, como pueblos Indígenas de Guatemala ratificamos nuestra aspiración de “CONSTRUIR UNA GUATEMALA, DIGNA, JUSTA, SOLIDARIA Y PLURAL” en donde todos y todas seamos considerados mujeres y hombres plenos con igualdad de derechos.

Nuestros pueblos han estado encarnizan una serie de actos de persecución, desinformación mediática, represión policial y militar de nuestras comunidades y pueblos, por medio de gobiernos que se prestan para satisfacer los intereses de las elites económicas nacionales e internacionales. Para ser precisos: la represión policial y militar y la imposición del Estado de Excepción para San Juan Sacatepéquez, Guatemala y el Departamento de San Marcos, concretamente durante el Gobierno de Álvaro Colom, solo por el hecho de que los pueblos indígenas y campesinos reclamamos justicia y el derecho a vivir en nuestras tierras.

En el marco de una estrategia de persecución, amenaza, coacción, desinformación y eliminación de cualquier acción nacional e internacional que evidencie y permita eliminar la VIOLACION DE LOS DERECHOS HUMANOS especialmente hacia los pueblos indígenas, que garantice los derechos consagrados en la Constitución, Convenios y Tratados Internacionales, recientemente hemos visto una maniobra de desesperación de parte de la oligarquía, atacando sistemáticamente a: DOCE COMUNIDADES KAQCHIKELES DE SAN JUAN SACATEPEQUEZ, a todas las comunidades que se oponen a la extracción de sus recursos naturales y al MECANISMO DE APOYO A LOS PUEBLOS INDIGENAS OXLAJUJ TZIKIN, a través de periodistas de medios de comunicación escritos, radiales y televisivos. Un ejemplo concreto es el de la frecuencia de Canal Antigua en donde los periodistas Sylvia Gereda y Pedro Trujillo transmitieron el Programa Informe Especial: “Cooperación Internacional financia grupos al margen de la ley” trasmitido los días 4 y 5 de marzo del presente año, en donde sindicaron a organizaciones indígenas que luchan por la defensa de sus territorios de terroristas, desestabilizadores del país, enemigos de la paz y de la democracia, grupos al margen de la ley, tildando a los líderes de ser sanguinarios y mercenarios. Buscando con ello el “Fomento Del odio racial, para justificar una política de ATAQUE Y despojo de tierras indigenas, promovidas por el Estado junto a empresas mineras nacionales y transnacionales”.

Con mucha preocupación hemos escuchado distintos señalamientos de periodistas y columnistas en contra de líderes y lideresas donde se les acusa de sanguinarios, cuyo objetivo es incitar al odio racial, prejuicios que creímos superados con la firma de los Acuerdos de Paz 1996-Sin embargo, las estructuras racistas y discriminatorias en las que está construida este país, siguen vivas y hoy más que nunca repudiamos y denunciamos estos ataques racistas y xenofóbicos que tienen como propósito respaldar la política de despojo, desalojo de las tierras, territorios y recursos naturales que aún le quedan a los Pueblos Indígenas.

Estos periodistas se ocultan detrás de la libertad de prensa y sorprendiendo canales y medios nacionales para retorcer la información, mienten, acusan falsamente, delinquen al punto de publicar un documento que ellos mismos alteraron para construir su verdad. Para ser precisos nos referimos a la publicación realizada por: el Señor PEDRO TRUJILLO un español radicado en Guatemala al Servicio de Intereses económicos extractivos; el Señor: Humberto Preti, abogado dedicado a asesorar intereses económicos transnacionales y cuestionado fuertemente por irregularidades relacionados a la propiedad en contra de comunidades indígenas del Área de Izabal por y SYlvia GEREDA DE TORREBIARTE con vínculos familiares a empresas que tienen inversiones en industrias extractoras de minerales.

POR TODO LO EXPUESTO

1. Exigimos inmediatamente se restituya el Derecho legítimo que tienen nuestros pueblos, respecto al derecho a ser consultados, informados y respetadas sus tierras y territorios indígenas y a retirar cualquier medida represiva que atente contra su dignidad y derechos según el convenio 169 de OIT y la Declaración de la ONU sobre pueblos Indígenas.

2. Nos solidarizamos y respaldamos las acciones legales, organizativas implementadas por el pueblo Kaqchikel de San Juan Sacatepéquez a través sus autoridades tradicionales indígenas y lideresas, que actúan en el legítimo ejercicio de su derecho a manifestarse y defender la tierra y el territorio.

3. Como pueblos indígenas de Guatemala afectados, condenamos enérgicamente y denunciamos ante el pueblo de Guatemala y los pueblos del mundo, que estos actos realizados por los operadores políticos de empresas nacionales y transnacionales, solo incitan al odio racial y fortalecen la estrategia de criminalización de los Derechos Humanos de los Pueblos Indígenas.

4. Condenamos y exigimos al sistema de justicia Guatemalteco e Interamericano que cese la criminalización de la legítima defensa de los derechos humanos de los pueblos indígenas de Guatemala. Respaldamos la lucha de las doce comunidades Kaqchikeles de San Juan Sacatepéquez, quienes desde hace siete años están buscando justicia por el respeto a su derecho a la Consulta Comunitaria al igual que otras comunidades indígenas y campesinas del territorio Guatemalteco, en donde solo han recibido acusaciones de criminalización, estados de prevención, represión, violación de derechos, siendo éste el rostro de la explotación minera que justifica sus acciones bajo el concepto de “DESARROLLO,” más riqueza y poder para sus inversionistas y únicamente saqueo, pobreza y odio para los pueblos que históricamente hemos habitado las tierras y el territorio.

5. Exigimos al Estado de Guatemala, terminar con la criminalización de las demandas Justas de nuestros pueblos y ejercer una función imparcial y no represiva hacia cualquier persona, grupo u organización que actúa por los Derechos humanos de la sociedad. Desprenderse de los compromisos con sectores hostiles y violadores de los Derechos Humanos de los pueblos y servir de garante del respeto de los Derechos Humanos de los Pueblos Indígenas, campesinos y de todo el pais.

6. Demandamos a las distintas instituciones nacionales e internacionales, a los países amigos de la paz, a la Procuraduría de los Derechos Humanos, velar por el estricto cumplimiento del Estado de Derecho.

7. Valoramos y agradeceremos a los hermanos guatemaltecos y guatemaltecas su objetividad y análisis respecto a la manipulación de la información en contra de nuestros pueblos y los defensores de nuestros derechos, en virtud de que existen fuerzas que necesitan tergiversar la información para garantizar un escenario de represión, lucro inhumano e irresponsable.

8. Saludamos las declaraciones de la Doctora NAVI PILLAY publicadas el 16 de marzo del año 2012 en el que se manifiesta preocupada por la DISCRIMINACION, EL RACISMO, LA NECESIDAD DE FORTALECER EL PODER CIVIL, LA PROTECCION PARA LAS TIERRAS INDIGENAS para garantizar la seguridad y justicia con pleno respeto de los Derechos Humanos.

Exhortamos a todos los organismos internacionales de Derechos Humanos, a la Doctora Navy Pillay, Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Guatemala, al Procurador de los Derechos Humanos, a los Relatores de Derechos Humanos, Pueblos Indígenas, Organizaciones Indígenas Nacionales e Internacionales a estar vigilantes del respeto a nuestra dignidad como pueblos Originarios de Guatemala.

EXIGIMOS EL RESPETO AL EJERCICIO DE NUESTROS DERECHOS, SIN CRIMINALIZACION Y DISCRIMINACION RACIAL.

Guatemala, 21 de marzo de 2012.

COMUNICACION SOCIAL
La vida de los seres humanos, depende de la madre naturaleza
Por el ejercicio de los derechos, de los pueblos indigenas
Comunidades Kaqchikeles, Qamolo´Qi´