Grandes mineras advierten peligro de fuga, si aumentan regalías en Colombia

Claudia Jiménez, directora del gremio que aglutina a las empresas de minería a gran escala, aseguró que para tomar decisiones en materia tributaria, se debe generar un debate informado con todos los agentes del sector, “porque con esta clase de medidas se pone en riesgo la competitividad”.

dinero.com

La Asociación del Sector de la Minería a Gran Escala (Smge) respondió al planteamiento del representante a la Cámara, Simón Gaviria, según el cual se incluirían artículos en la Reforma Tributaria tendientes a eliminar las deducciones por regalías para las empresas mineras y petroleras.

“Cuando se está hablando de unas medidas que aumentan la participación del Estado en una actividad que apenas está arrancando, tienen que tener mucho para no ir a espantar esa inversión extranjera por la cual nos la hemos jugado”, afirmó.

Según la dirigente gremial, que habla en nombre de grandes empresas como Cerrejón, Drummond, Anglogold Ashanti, AUX Colombia (de Eike Batista) y Gran Colombia Gold, entre otros, en el último año el sector ha aceptado con relativa resignación el cambio en la normatividad.

Algunas de las medidas que para la dirigente, han sido aceptadas con “resignación”, pero aumentan los costos de operación de la industria minera, son: la reforma arancelaria, eliminación de la deducción por reinversión en activos fijos productivos, el congelamiento de contratos de estabilidad jurídica, alza del precio de los combustibles en zona de frontera, el aumento de la tarifa de fiscalización, entre otros.

“Eliminar deducciones sería ilógico”

La regalía es un costo dentro de la actividad minera y es deducible, argumenta Claudia Jiménez. “Eliminar esa posibilidad de deducir esa carga fiscal sería ilógico”.

Y agregó que “no permitir esa deducción haría las tarifas efectivas más altas que los países con los que competimos y la inversión no sería en Colombia, y la industria minera no tendría incentivo para operar en el país, por lo que iría a otras partes del mundo”.

El government take es la participación del Estado en la renta de cualquier actividad minera o petrolera, y está integrado por el impuesto a la renta, las regalías, la carga a la nómina, y otras contribuciones del sector, explicó Jiménez.

“Para el caso de Colombia, se ubica en el más alto nivel de los ocho países hacía donde podrían dirigirse los inversionistas (Argentina, Australia, Canadá, Chile, Perú, Sudáfrica, Indonesia y Colombia)”, de acuerdo con un estudio de Ernest & Young y la Universidad Externado de Colombia.

Citando este informe, la directora del gremio minero aseguró que el government take del Estado colombiano está entre el 43% y 77% para el caso del oro y del carbón entre el 54% y 80%.

En el promedio de los ocho países está entre el 39% y el 53% en oro y entre 43% y 53% en carbón. El porcentaje varía en función al margen operativo de la actividad y al escenario de precios internacionales del mineral.

Entre 2000 y 2010 la contribución fiscal del sector minero fue de $24 billones, dijo Jiménez, de los cuales $9,3 billones correspondieron a impuesto de renta, $8,8 por regalías y compensaciones, $214.000 por impuesto al patrimonio.

La Asociación del Sector de Minería a Gran Escala agrupa a las empresas dedicadas a la exploración y producción de minerales en Colombia, responsables del 23,7% de las exportaciones mineras del país.

Tiene como empresas afiliadas a Anglo American, Anglogold Ashanti Colombia, AUX Colombia, Carbones del Cerrejón Limited, Colombia Natural Resources, Drummond Ltd., GranColombiaGold, Eco Oro Minerals Corp., Minas Paz del Río, Mineros S.A., MPX Colombia, Prodeco y Vale.