Honduras: Condenan a Entremares a pagar 35 millones de lempiras

30 marzo, 2012. La Tribuna Honduras

TEGUCIGALPA.- El Juzgado de lo Contencioso Administrativo condenó este jueves a la compañía minera canadiense Entremares de Honduras, al pago de 35 millones de lempiras, por violación al derecho que tiene una persona de explotar un yacimiento que fue descubierto por la empresa asociativa “La Caridad”, ubicada en el municipio de San Ignacio, en el Valle de Siria.

Entremares es subsidiaria de la transnacional Glamis Gold Corp. y actualmente se encuentra en su etapa de cierre en el país, sin embargo en Centro América opera en Guatemala, en donde se les cuestiona de igual forma que aquí por la contaminación ambiental, que afecta a las personas, los animales y los ríos adyacentes donde opera.

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo, a través del Banco Central de Honduras, solicita que la empresa minera realice de manera inmediata el pago millonario a los afectados, de otra forma se le aplicara otro tipo de sanciones, por desobediencia.

El problema se tipifica un conflicto de explotación minera, porque las leyes establecen que la persona que descubra un yacimiento de cualquier metal es considerada como dueña para proceder a su inspección y luego, si lo desea pedir el permiso de explotación.- En este caso, el procedimiento lo debió ejecutar “La Caridad” y en ningún momento Entremares.

La resolución del Juzgado establece que el BCH de inmediato debe cancelar a la empresa asociativa, la suma de 35 millones de lempiras, esto porque violento el derecho que tiene una persona de explotar un yacimiento que ha sido descubierto por ella misma.

“La Caridad” se dedica desde hace mucho tiempo a la búsqueda de yacimientos de oro u otros minerales y luego al descubrirlos ellos mantienen el derecho explotarlos, y es la primera vez que enfrentan este tipo de problemas legales.

Todo lugar donde se detecta la existencia de algún tipo de mineral es propiedad del Estado, quien debe de firmar una concesión con la persona o empresa que lo descubra, pero en este caso, según la información que conforma el expediente judicial, fue la transnacional Entremares de Honduras, la que violentó el precepto legal ya establecido, por lo que los afectados procedieron a demandarlos el 24 de agosto del 2000.

La resolución establece que el Estado hondureño deberá de pagar los 35 millones de lempiras a la empresa “La Caridad”, a través del BCH, y posteriormente se deberá trasladar la multa a la transnacional minera, para lo cual se le dará un plazo menor, y de no ejecutarlo se le aplicará una multa millonaria.

Sin embargo, se conoció mismo que tanto el Juzgado de lo Contencioso, como el BCH y Defomin, dependencia de la Secretaría de Recursos Naturales (SERNA) tendrán que buscar un mecanismo de comunicación con la empresa minera canadiense, especialmente con la Glamis Gold Corp. en vista de que hace más de tres años Entremares dejó el país, y ahorita solamente se dedica al cierre de ese proyecto en San Ignacio.