Los fondos de pensiones suecos y el acoso a los pueblos indígenas

12 de agosto de 2012
Por Carta Pública

Las inversiones suecas en América Latina llevan al hostigamiento y desplazamiento forzado de los pueblos indígenas de esta región. Suecia y los fondos de pensiones suecas deben intervenir frente a los abusos de las compañías mineras hacia los pueblos indígenas. Esto escriben Solidaridad Suecia América Latina y la Coordinadora Andina de Organizaciones Indígenas (CAOI) en el Día Internacional de los Pueblos Indígenas.

 

Recientemente Gustavo Ulcués del pueblo Nasa de Colombia visitó Suecia, donde denunció que 34 pueblos indígenas de Colombia han sido erradicados y otros 30 pueblos corren el mismo peligro. Las empresas mineras en Colombia son una amenaza real para los pueblos indígenas que han sido acosados hasta el desplazamiento forzado de sus territorios. BHP Billiton, Anglo American, Ashanti AngIogold y Glencore International son las empresas principales que tienen sus operaciones en Colombia y en las cuales hay grandes inversiones de los fondos de pensiones suecos.

En el Perú, cinco personas murieron en julio por las protestas contra la empresa minera Newmont Mining, cuyo proyecto en Cajamarca secaría cuatro lagunas. La población defiende las lagunas con su vida porque sabe que su supervivencia depende del acceso al agua limpia, algo que la empresa no respeta. Los fondos de pensiones han invertido 67 millones de dólares en Newmont Mining.

En el departamento de San Marcos, en Guatemala, los pueblos Mayas han luchado durante años para que la empresa canadiense Goldcorp abandone sus territorios. Aunque la Comisión Interamericana de Derechos Humanos ha pedido al Estado de Guatemala que cierre la mina, los fondos de pensiones no han vendido el dinero que invirtió en Goldcorp.

Estos ejemplos no son excepciones. Los fondos de pensiones invierten en compañías como BHP Billiton, Ashanti AngIogold, Buenaventura, Freeport- McMoran, Anglo American, Glencore International, Newmont Mining, Goldcorp, Barrick Gold, HudBay, Rio Tinto y Xstrata. Estas empresas son expertas en vender su marca y en la gestión de la RSE y han obtenido varios premios ambientales. Pero también están relacionadas con el desplazamiento forzado, asesinatos, hostigamiento, intimidación, soborno, destrucción de los ecosistemas, contaminación del agua y la contaminación del medio ambiente en general. Ninguna de estas empresas respeta los derechos territoriales de los pueblos indígenas.

Hoy, en el marco del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, recordamos que hace un año Ban Ki Moon pidió a todos los Estados miembros de la ONU tomar medidas para apoyar a los pueblos indígenas en su lucha contra la marginación, la pobreza y el despojo de tierras y sus recursos. ¿Qué medidas ha tomado el gobierno sueco?

En los últimos veinte años, los derechos indígenas han sido reconocidos en varios tratados y declaraciones internacionales, uno de ellos es la Declaración de las Naciones Unidas de los pueblos indígenas del 2007, donde el derecho al territorio es fundamental. La razón de esto es que la identidad de los pueblos indígenas está fuertemente vinculada al territorio. La pérdida de su territorio significaría perder su cultura. Sin embargo, esto derechos están en conflicto con las empresas y las inversiones de los fondos de pensiones suecos, debido a que en las tierras indígenas hay minerales valiosos.

Los inversionistas tienen mucho poder. Con esto, viene también una responsabilidad. ¿Los fondos de pensiones reconocerán este problema y abrirán los ojos contra los abusos de las empresas mineras hacia los pueblos indígenas?
Un problema de fondo es que los fondos de pensiones se rigen por directrices y según estos, los beneficios económicos son superiores a los derechos humanos. Mientras esto continúe, las inversiones en empresas mineras cuestionables van a continuar. Por lo tanto, nos dirigimos al grupo político del parlamento sobre los fondos de pensiones para exigirles que las directrices éticas de los fondos de pensiones sean reescritos para garantizar que las inversiones en empresas mineras respeten los derechos humanos y los derechos indígenas.

Esta sería una medida adecuada para que informen al Secretario General Ban Ki Moon y a los pueblos indígenas del mundo.

Firmado por:
Carmen Blanco Valer, Vicepresidenta de Solidaridad Suecia América Latina             
Miguel Palacín Quispe, CAOI
Coordinación y Convergencia Nacional Maya Wakib Kej Guatemala

 

Fuente: Otramerica.com