Guatemala: Acto Público 23 de Octubre de 2012

A tempranas horas del día de hoy 23 de octubre de 2012, los diferentes pueblos de Huehuetenango nos auto convocamos al acto publico de solidaridad con el pueblo Maya Kiche de Totonicapán y el pueblo Maya Q’anjobal de Santa Cruz Barillas, con el objetivo de denunciar públicamente las violaciones a los derechos humanos y colectivos que el gobierno, los sectores oligárquicos y empresas transnacionales cometen contra los pueblos originarios.

El acto publico se desarrollo de manera pacifica, frente al edificio de gobernación departamental de Huehuetenango, al que acudieron representantes de los nueve pueblos que convivimos en este territorio.

En el acto publico se dieron a conocer las demandas planteadas por los pueblos mediante la siguiente declaración:

 LLAMADO NACIONAL E INTERNACIONAL POR LA VIDA Y DIGNIDAD DE LOS PUEBLOS

Todas y todos somos Barillas, Todas y todos somos Totonicapán

Los pueblos mayas y mestizos de Huehuetenango, reunidos hoy en el corazón de Saq Tx’otx´, Huehuetenango; atendiendo la convocatoria que nos hicieron nuestras autoridades comunitarias del Occidente de Guatemala, para manifestar a la opinión pública nacional e internacional lo siguiente:

Hoy nos auto convocamos indignados por el alto nivel que ha alcanzado las violaciones sistemáticas a nuestros derechos humanos fundamentales.

El gobierno de Guatemala está impulsando varias iniciativas como las Reformas Constitucionales, la Reforma Educativa, la Ley de Minería, la reforma al sistema de transporte extraurbano que afectan directamente nuestros intereses como población mayoritaria. Estas propuestas se han realizado sin el más mínimo consenso a nivel nacional, violando claramente el derecho a la Consulta; es decir, el gobierno de Guatemala ha excluido la participación de los pueblos en estos procesos; privilegiando claramente los intereses del poder oligárquico del CACIF; herederos directos de los invasores, responsables del empobrecimiento de nuestros pueblos.

El gobierno de Guatemala en lugar de escuchar las demandas legitimas de los pueblos, lamentablemente; ha asumido una actitud de confrontación; deslegitimando y descalificando cualquier movimiento que se opone a sus proyectos; llegando al nivel de reprimir las protestas sociales como ocurrió recientemente en Alaska con la Masacre de Totonicapán, así como los hechos anteriores en Santa Cruz Barillas; San Rafael las Flores, entre otros.

Hoy nuevamente, el ejercito le quita la vida y asesina a la población; como si no hubiese bastado los miles de muertos y desaparecidos que se les responsabiliza en el tiempo del conflicto armado; hoy nuevamente a la sociedad organizada se le ve como el enemigo interno, a las manifestaciones se les criminaliza como terrorismo. Ante esta situación

DECLARAMOS:

1- Nuestra solidaridad profunda con el pueblo Maya Kiche de Totonicapán por la masacre perpetuada por el gobierno de Guatemala donde fallecieron 6 hermanos y decenas de heridos; para lo cual exigimos justicia y castigo a los autores materiales e intelectuales.

2- Exigimos libertad a los presos políticos de Barillas, el cese de la persecución legal contra líderes y lideresas que se oponen a la hidroeléctrica Qambalam; así como el retiro de la empresa española Hidro Santa Cruz en territorio Q’anjobalano.

3- Exigimos al Congreso de la República, especialmente a los diputados por Huehuetenango; dejar sin trámite las Reformas Constitucionales, la Ley de Minería; porque constituyen una amenaza y un retroceso para la construcción de la democracia en Guatemala; no tienen el respaldo de lo población.

4- Exigimos al gobierno de la república; suspender todas las licencias mineras e hidroeléctricas, ilegales y sin consulta a los pueblos; las reformas legales e iniciativas gubernamentales que han provocado reacciones y oposición de la población.

5- Exigimos un modelo energético que privilegie el servicio público y no la mercantilización para el beneficio privado, ni de empresas transnacionales.

6- Hacemos un llamado a la población en general a manifestarse y no quedarnos callados ante las violaciones a nuestros derechos humanos; evitemos retroceder al pasado oscuro y luchemos para la construcción de un país libre, con garantías democráticas, sin violencia política, progresista e incluyente.

7- A la comunidad internacional les pedimos solidaridad y vigilancia permanente sobre las violaciones a nuestros derechos individuales y colectivos.

Huehuetenango, 23 de octubre de 2012

 “LIBERTAD A LOS PRESOS POLÍTICOS DE BARILLAS”

 ASAMBLEA DE LOS PUEBLOS DE HUEHUETENANGO -ADH-,

MIEMBROS DEL CONSEJO DE PUEBLOS DE OCCIDENTE –CPO-

 

Fuente: ADH