La explotación minera y Bien Común de la Humanidad

Les compartimos la Exposición realizada por François Houtart en Taller que sobre Minería realizado en Pucahuaico, Ecuador el pasado mes de agosto en homenaje al 24 aniversario de Mons. Proaño.

 

En el presente análisis veremos rápidamente:

I. Historia de la Minería
II. Significado de la Explotación Minera en el sistema Capitalista
III. La situación de la minería en el Siglo XXI
IV. Situación de América Latina y sus gobiernos progresistas
V. Alternativas
VI. Luchas y estrategias

 

I. Historia de la Minas:

La minas como actividad humana es una actividad muy antigua. En la Biblia vemos como se habla de las minas de Salomón; también sabemos que aquí en Ecuador existieron desde hace mucho tiempo minas en Esmeraldas y en El Oro. Pero entonces la actividad minera consistía en utilización de las riquezas de la naturaleza de una manera razonable, porque la pachamama es muy generosa. Entonces, se consideraba que las riquezas que están en la tierra y en el subsuelo como dones de Dios.

Con la conquista y con la colonización esta lógica cambia totalmente y consecuentemente la lógica de la minería también cambia.

II. Significado de la Explotación Minera en el sistema Capitalista:

a) La acumulación del sistema capitalista:

Con el sistema capitalista entra la lógica de la explotación y como sostiene Mons. Proaño, pasamos de la utilización a la explotación. Con esta lógica, las minas en tiempo de la conquista y colonia fueron explotadas en función de y sirvieron para la acumulación originaria del capital, proceso que dio paso a la Industrialización del Norte de Europa.

Esta misma lógica se aplica a las minas, la misma que permite el predominio del valor de cambio sobre el valor de uso, cuyo fin es la ganancia y la acumulación de capitales.

Los productos mineros pasan así a ser “commodities”, mercancía, productos para obtener ganancias. Por ejemplo el oro actualmente ya no es utilizado únicamente como adorno, para hacer joyas, arte o máscaras… sino que pasa a ser utilizado como reserva monetaria. Con la especulación se producen cambios rápidos, el carácter especulativo es muy importante pues los precios cambian rápidamente. El oro pasa exclusivamente a tener un valor de cambio y ya no solo de uso, y se produce el oro para tenerlo acumulado en los Bancos.

El predominio del valor de cambio sobre el valor de uso es un resultado de la lógica capitalista.

b) Ignorancia de las externalidades:

Las externalidades se refieren a todo que es externo al mercado; corresponde a las consecuencias ecológicas, sociales y políticas de un proceso productivo que son pagadas por las comunidades o grupo de personas afectadas. El capitalismo nunca las paga, nunca asume la externalidades.

Las consecuencias ecológicas tienen que ver con la destrucción de la Pachamama, de los bosques, de la biodiversidad, de los ecosistemas, el agua, los ríos, los suelos debido a la introducción de tóxicos que contaminan y depredan.

Las consecuencias sociales corresponden a la expulsión de pueblos y comunidades de sus territorios; a la proletarización del campesinado; a la emigración forzada; a la destrucción cultural…

También hay consecuencias políticas directas: guerras, invasiones…

Nada de esto es pagado, asumido por el Capitalismo.

c) Concentración del Capital:

Que conlleva la creación de monopolios y oligopolios inherentes al imperialismo, que se ha desarrollado con la acción de las transnacionales. La concentración de la riqueza, del capital tiene efectos devastadores allá donde opera especialmente en América Latina y África; un ejemplo muy claro de la concentración capitalista se demuestra con la copa de champagne con la cual se demuestra que el 20% más rico concentra al menos el 80% de la riqueza total.

d) Lucha de clases:

El capitalismo genera y exacerba la lucha de clases a escala mundial y a escala local. Con la lucha de clases a escala local se afectan sobremanera los pueblos indígenas en su vida colectiva y cotidiana.

e) El Capitalismo como cultura: modernidad:

El capitalismo genera no solo problemas económicos, financieros, sociales y políticos sino también problemas culturales. El Capitalismo como cultura de la modernidad, se basa en el concepto de que el progreso es indefinido con una naturaleza y planeta inagotables. Pero el planeta tiene sus límites, no es inagotable, estudios sostienen que estamos al final de la utilización de estos productos, que ya se terminan.

Por otra parte el Capitalismo define la realidad segmentada y esto es lo más opuesto que nada al Sumak Kawsay que responde a la visión de conjunto, a la visión holística, integral. La lógica capitalista nos lleva a la segmentación que ha permitido aislar la economía de la sociedad y de la cultura y ha colocado al mercado como la medida de todo, con lo cual asistimos a la lógica de muerte destructiva de la naturaleza y de los pueblos para acumular el capital.

III) Situación de las minas en el Siglo XXI:

En este siglo asistimos al agotamiento de los llamados recursos naturales debido a la sistemática e irracional explotación capitalista que como analizamos no tiene en cuenta las externalidades.

Este, se podría decir, es el siglo del agotamiento global. Y agotamiento porque por un lado existe –por ejemplo- la irracionalidad en el consumo de la energía y recursos, consumo basado en el concepto del valor de cambio. Y por otro lado la superexplotación está orientada por las multinacionales que mantienen e inventan guerras para el control de los recursos.

Así mismo, asistimos a la irracionalidad de que el 60% de los minerales van para gastos militares y producción de armamento, que luego es utilizado para mantener el control de las mismas fuentes, de las minas que explotan. Estadísticamente vemos que por ejemplo la producción minera en su mayoría es utilizada por U.S.A. así se explica la proliferación de bases militares en todo el mundo.

Al mismo tiempo constatamos que en el mundo no solo hay explotación minera, sino que en este siglo se realiza con mayor destrucción ambiental y social. Y a sí mismo constatamos que en América Latina se multiplican desde México hasta Chile nuevas luchas sociales de resistencia frente al modelo extractivista y contra la explotación minera a cielo abierto. También es denominador común que en todas estas luchas de resistencia aparece como respuesta de parte del poder la criminalización de la protesta social.

IV) Situación de América Latina y de sus gobiernos progresistas:

1)Enfrentamos a un Neo extractivismo a escala mundial, el mismo que en América Latina se implementa a todo lo largo desde México hasta Argentina y Chile.

2)Al mismo tiempo estamos al frente de una relativa desindustrialización que conlleva para América Latina entrar en una nueva división internacional del trabajo, lo cual crea nuevas dependencias y vulnerabilidades.

Pero ¿qué pasa en y con los “gobiernos progresistas” de América Latina?

Para esto veamos antes, una Tipología que a mi modo de ver puede ser así:

-Izquierda revolucionaria que claramente es Cuba;

-Izquierda social–demócrata que considera que el capitalismo es el medio para alcanzar el crecimiento. Estos gobiernos no son anticapitalistas y si obtienen recursos económicos los reparten y distribuyen sin cuestionar al Capitalismo. En esta tipología están los gobiernos de Brasil, Argentina, Uruguay;

-Izquierda desarrollista: Estos gobiernos tienen un discurso revolucionario pero está cómodos dentro del Modelo de Desarrollo Capitalista similar al del pasado. En esta tipología están Ecuador y Bolivia;

-Izquierda Eco-socialista. En este tipo de gobierno progresista se va forjando otra relación con la naturaleza y se da una posición clara anti capitalista. A Venezuela se le puede ubicar en esta tipología porque cada vez se ve que va más allá.

Se constata que la mayoría de estos gobiernos progresistas son post-neoliberales, pero no post-capitalistas Quieren más educción, más salud, más carreteras y puentes, más bonos o subsidios y para conseguirlo actúan dentro de la misma lógica, no buscan una alternativa real al capitalismo. ¿Por qué? Al menos por estas razones:

·Porque la visión del llamado desarrollo es desarrollista, siguen al modelo planteado por la modernidad capitalista.

·Porque se ven presionados por el poder del sistema y el de las transnacionales.

·Porque el capitalismo sigue imponiendo al Sur, la división internacional del trabajo.

En este sentido el gobierno actual del Ecuador mantiene un discurso político muy coherente y convincente tanto a nivel interno como externo: la prioridad es la lucha contra la pobreza y para solucionar existe la necesidad de medios para el Estado. Frente a la disminución de la renta petrolera; es lógico que hay la necesidad de la explotación minera, con condiciones sociales y ecológicas. Pero este discurso es teórico, la realidad es diferente.

V)Alternativas:

Frente al desastre mundial es imperativo encontrar alternativas esenciales. Aquí algunas:

1)Reducción del consumo irracional

2)Búsqueda de Bien Común de la Humanidad que se equipara con el Sumak Kawsay que exige:

– Nuevas relaciones con la naturaleza;

– Redefinición de la economía;

– Democracia generalizada;

– Construcción y vivencia de la Interculturalidad.

VI)Luchas y estrategias:

Así mismo es imperativo:

1) Organizar la convergencia de las resistencias desde abajo, tanto a nivel nacional como internacional. En este sentido buenos ejemplos son, Filipinas que logró crear una alianza de luchas de resistencia a nivel nacional y el Movimiento de “Los Sin Tierras” que lleva una lucha sostenida y generalizada en el Brasil.

2) Ganar y cambiar la opinión pública pues es muy grande el poder de los medios de comunicación, y al mismo tiempo organizar eventos alternativos como los que realiza Colombia con la organización de los Tribunales de los Pueblos.

3) Sostener y profundizar la integración de América Latina en sus nuevas instituciones: la CELAC, UNASUR, el ALBA… porque un país aislado no es respetado.

4) Desarrollar el aspectos espiritual de las luchas que tienen que ver con:

– Alcanzar la simbiosis, la relación de unidad con la naturaleza;

– Optar por el respeto a la naturaleza como fuente de VIDA frente a la superexplotación;

– Asumir el concepto de PACHAMAMA como visión de conjunto, visión armoniosa e interdependencia de vidas;

– Asumir y profundizar en los valores del Reino de Dios: justicia, verdad, libertad, igualdad, solidaridad y amor al prójimo, como base de las relaciones sociales dentro y entre los pueblos.

Mons. Proaño es el portavoz de estos valores, a él tenemos que seguirlo. Precisamente nuestra presencia aquí en Pucahuaico, tiene que ver con el compromiso de asumir este proyecto de liberación.

 

Fuente: Adital