Pide Congreso de BCS hacer uso de ley para evitar minería tóxica

El Congreso local exhortó a la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), gobiernos municipales y del estado a hacer uso del marco de la ley para evitar que en esta entidad se asiente la minería tóxica.

En este tema, que ha ocupado también a las organizaciones no gubernamentales (ong’s) y ciudadanos, el portavoz de los diputados, Salvador Verdugo Ojeda señaló que el Pleno del Congreso local se pronunció por combatir los daños que para el medio ambiente y las personas acarrea la práctica de esta actividad industrial.

A la Semarnat, dijo, le solicitaron que no continúe otorgando concesiones, permisos y licencias que les requieren las empresas mineras, “así como buscar los mecanismos legales, para dejar sin efecto los actos administrativos ya existentes”.

A los municipios les solicitaron que revisen la inviabilidad de otorgar permisos y licencias que requieren las empresas mineras que utilicen métodos contaminantes, y por lo tanto no emitan autorizaciones de uso de suelo ni licencias de construcción.

Pidió a los gobiernos municipales de la entidad dejar sin efecto los actos administrativos ya existentes que permiten o puedan permitir a las empresas mineras de ese sector explotar minas a cielo abierto.

El diputado responsable de la Comisión de Ecología, solicitó a la instancia federal que “revalúe la factibilidad y viabilidad de los proyectos mineros a cielo abierto, que utilicen cianuro u otro material químico o que liberen materiales altamente contaminantes.

Con respecto al gobierno del estado, se le pide que la Secretaría de Promoción y Desarrollo Económico instrumente políticas generales, planes y programas en las zonas de la entidad, en donde se pretende realizar la explotación de minería tóxica.

Verdugo Ojeda resaltó que en el caso de México, la autoridad federal en materia ambiental maneja un doble discurso, ya que por un lado emprende acciones en contra del cambio climático.

Por otra parte, aseguró, “otorga concesiones en todo el territorio nacional para la operación de una industria contaminante y peligrosa, que utiliza procesos prohibidos en otras partes del mundo”.

 

Fuente: Rotativo