Un combo por el medio ambiente

Por Gloria Morán

Comunidades y ambientalistas piden aprobación de instrumentos que benefician al medio ambiente

SAN SALVADOR – Desde la Plaza México hasta la Asamblea Legislativa caminaron centenares de personas para expresar a la población y a los diputados la necesidad de que se aprueben la Ley General de Agua, una ley que prohíba la Minería Metálica y una Política de Gestión Estratégica de Riesgos en El Salvador.

Provenientes de diferentes departamentos de El Salvador, mujeres y hombres, jóvenes y viejos, niños y niñas se dieron cita a las 8:30 de la mañana para iniciar la caminata.

En el trayecto iban acompañados de batucada, de carros sonoros y gritos de consignas; unos conductores y usuarios del transporte público mostraban su descontento por las trabazones, otros, en cambio, la curiosidad de saber el porqué de la marcha les intrigaba más que el tiempo que podían tardar en llegar a su destino.

“Son organizaciones ambientalistas y comunidades que en alguna medida están comprometidas en la lucha para que haya una nueva ley sobre el agua, que regule que controle y asegure la sustentabilidad de la misma y así es gente que está comprometida en la lucha contra la minería metálica; otros vienen a pronunciarse por el tema de la vivienda y gestión de riesgos”, dijo Edgardo Mira, integrante de la Alianza Ambiental, organización que convocó a la marcha.

Pascual Medina, un hombre de 53 años, proveniente de Chalatenango, dijo que la marcha era “una especie de combo” que pide la seguridad ambiental y de las comunidades que viven con más riesgo del país.

Al cabo de las 10:30 de la mañana los manifestantes llegaron a su destino, todos de aglomeraron en el conocido ex palo de hule de la Asamblea Legislativa, unos sostenían las pancartas, otros las colocaban en las rejas o en el suelo.

Al centro de la plaza estaban los parlantes bajo una carpa blanca que protegía del sol a los líderes comunitarios y a los voceros de la Alianza Ambiental.

Al paso de unos minutos la comisión encargada de recibir las piezas de correspondencia salieron, integrada por miembros del FMLN, muchos se regocijaron al verlos, otros ni cuenta se dieron en su afán de protegerse del ardiente sol y refrescarse con una paleta, sodas o agua.

Mira aseveró que, según los altos niveles de la contaminación del agua que hay en El Salvador, no solo las comunidades representadas en esa manifestación son las afectadas sino que es un problema de país, “pero que las más vulnerables son las comunidades de las zonas rurales que no cuentan con accesos a agua potable”.

Si bien es cierto las tres peticiones son importantes, a la que más realce se le dio fue acombo ambiental la Ley General de Agua, puesto que este 4 de octubre se celebra el Día Iberoamericano del Agua.

Ángel Ibarra de la Alianza Ambiental afirmó que lo que buscan es que se agilice el proceso para la aprobación de la Ley que garantice el agua como un derecho humano fundamental y que asegure el acceso al agua como un bien público “(…) y para eso es necesario que se cierre el paso a la Minería Metálica, una de las amenazas latentes en el país (…) No puede haber superación de la crisis socio ambiental del país si aquí se instala la industria extractiva metálica”.

La lucha en el tema del agua inició en 2006, cuando la Mesa Nacional Frente a la Minería Metálica presentó la primera propuesta de Ley General de Agua, este año el gobierno la presentó y aún falta que la Comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático la discuta, para luego conocer qué paso continúa.

En cuanto a la minería metálica lo que las organizaciones piden es la prohibición total de esta actividad en El Salvador, aseveran no estar conformes con La propuesta llamada, Ley Especial para la Suspensión de los Procedimientos Administrativos de Exploración y Explotación de Minería Metálica.

Dicha propuesta fue presentada a la Asamblea legislativa el pasado 7 de agosto de manos del ministro de Medio Ambiente, Herman Rosa Chávez, y el ministro de Economía, Armando Flores, quienes destacaron el impacto de la normativa en el debate generado por la explotación minera en el país, la cual busca ser desarrollada por algunas empresas transnacionales.

En el país existen diversas características que se aliarían con la explotación minera como para causar más desastres, entre ellas está la constante actividad sísmica a la que El Salvador es sujeto, el estrés hídrico existente y la vulnerabilidad ambiental.

Cuando la comisión encargada de recibir los documentos salió, se hizo un llamado para que representantes de las organizaciones en pro del agua, en contra de la minaría y los que pedían la política en gestión de riesgos, ingresaran a la recepción de la Asamblea Legislativa para entregar las respectivas piezas de correspondencia.

Mientras tanto afuera las explicaciones del porqué de la llegada a la llamada “casa del pueblo” y repetían al unísono consignas en pro del medio ambiente.

 

Fuente: Contrapunto