Magistrada señala que hubo un plan para evitar sentencia en caso “Crucitas”

Julia-Varela-magistrada-costaricaJulia Varela, magistrada encargada del órgano disciplinario contra el exmagistrado suplente, Moises Fachler, estableció en su informe presentado ante la Corte Plena el 12 de octubre pasado, que hubo un “plan de acción” para evitar la sentencia en el caso “Crucitas”.

Según la magistrada, cuando los personeros de Industrias Infinito conocieron el informe el 15 de octubre del 2011, sostuvieron una reunión donde estuvieron, según Varela, los canadienses de la empresa, el exmagistrado Moisés Fachler y William Méndez, en ese momento vocero de la empresa minera. En la cita se establecieron varias acciones para que la Sala votara según lo establecía el borrador de la sentencia que fue sustraído del Poder Judicial.

Según señala Varela en el capítulo del informe denominado “Fondo del asunto”, dicho “plan de acción” establecía: “…Informar a la propia Sala Primera de la Corte, de forma anónima, acerca de su conocimiento del contenido del proyecto preeliminar de sentencia, enviarle a la Presidenta de esa Sala una copia del borrador, por medio de una persona que no pudieran relacionar con su bufete; y pedirle a Willian Méndez Garita, para entonces vocero de Industrias Infinito y encargado de la coordinación de todas las áreas operativas, que enviara en forma anónima a los medios de comunicación colectiva el borrador, todo con el ánimo de provocar un escándalo en la prensa alrededor de ese hecho y con la evidente intención de evitar que la Sala Primera emitiera la sentencia con base en ese borrador que estaba revisando para la votación respectiva…”

 

Sacaron el borrador

Varela intentó por todos los medios establecer quién o quiénes fueron las personas que sustrajeron el borrador de la sentencia de la Sala Primera contra el recurso interpuesto por Industrias Infinito, en el caso “Crucitas”, sin embargo, nunca pudo determinar con certeza quién lo hizo, según se desprende del informe que presentó ante la Corte Plena.

La magistrada escribió en su informe que, con respecto, a la sustracción del borrador de la sentencia, “…lo único que tenemos son indicios de personas que tuvieron la oportunidad de obtener ese documento…”, señala la magistrada, según se establece en el acta de Corte Plena número 39-2012, del 12 de noviembre pasado.

La magistrada hizo una análisis de fechas para poder determinar a cuáles magistrados de dicha Sala había sustituido Fachler en el periodo de tiempo antes de que se diera la reunión del 15 de octubre con los personeros de Industrias Infinito, a quienes identificó con los nombres John Allan Thomas y John Robert Morgan.

En el apartado del informe titulado “Fondo del asunto”, Varela establece que “…Sebastián Casas Zúñiga, estuvo de meritorio -aunque sin nombramiento formal- en el despacho de la magistarda Carmen María Escoto Fernández, desde mediados del mes de agosto hasta octubre del 2011, trabajando en la oficina de la letrada Amanda Madrigal Valerín…”, indica el informe.

“…De manera que es coincidente ese período respecto al momento en que se dio la reunión en que se entregó el documento a una de las partes interesadas en el caso Crucitas (15 de octubre de 2011) y el licenciado Casas Zúñiga estuvo a cargo de la oficina de su padre Ciro Casas, quien era parte del equipo de estrategia de Industrias Infinito, ocupándose de la parte penal, y por estar éste fuera del país en el mes de octubre, Sebastián fue convocado a una reunión de estrategia y asistió, al parecer antes del 15 de ese mes y por esas fechas dejó de acudir a la oficina de la Magistrada Escoto Fernández…”, señala el documento de la magistrada Varela.

Sin embargo, menciona la magistrada Varela en el informe, “…unido al retiro sospechoso del señor Casas de la oficina de la Magistrada Escoto, pues como a mediados de octubre dejó de asistir, sin dar una explicación ni a doña Carmen ni a su secretaria y cuando ésta última lo llamó, le dijo que no volvería porque había encontrado otro trabajo; y esa explicación no coincide con lo que declaró en este proceso, pues dijo que atendía algunos asuntos del bufete de su padre (Ciro Casas) y también se encargaba, desde meses atrás (antes del ingreso como letrado meritorio “de hecho” -porque evadió cumplir con los trámites normados para esos efectos-) de un negocio de cría de cerdos, propiedad de su familia; amén del temor que tuvo al venir a declarar, pues se hizo acompañar de tres abogados penalistas; circunstancias anormales que generan una fuerte sospecha de que esa persona pudo estar involucrada, como un tercero coadyuvante, en el proceso de obtención y salida de una copia del borrador de sentencia, pero no se puede afirmar…”, dice el documento.

 

Exmagistrado tras parecer de titulares

También, como parte del capítulo “Fondo del asunto”, Varela señala que el exmagistrado Fachler, intentó por todos los medios conocer el parecer de los magistrados titulares de la Sala Primera sobre la votación del caso “Crucitas”.

“…Y estando en el ejercicio de la Magistratura, durante la primera de esas suplencias, al final de una reunión de votación, mostró un interés particular por cómo se iba a resolver el caso Crucitas; pues no solo abordó el tema, sino que quiso saber la opinión de los integrantes de la Sala Primera, señaló lo delicado del punto y lo relacionó con las necesidades de inversión extranjera y la problemática que ésta afrontaba ante la inseguridad de los sistemas jurídicos y jurisdiccionales producidos por los fallos de las distintas jurisdicciones y de la Sala Primera…”, indica Varela.

“…Incluso su interés fue tal que los mismos Magistrados Escoto Fernández y González Camacho, manifestaron que les llamó su atención. Además, la primera se mostró sorprendida por las preguntas que le hizo, no solo en cuanto a su opinión sobre los temas tratados en el recurso, sino además, por la posición de los otros señores y señoras Magistradas. Esta búsqueda de información sobre la forma en que se visualizaba u orientaba la resolución del asunto Crucitas, también había sido efectuada por el licenciado Fachler con anterioridad, ya que en una oportunidad en que sustituyó a la Magistrada Escoto Fernández, entre junio y julio, preguntó a la letrada Amanda Madrigal Valerín, su criterio en relación con la cosa juzgada en el caso Crucitas…”, menciona el informe de la magistrada.

El final del informe de Varela es comunicar a la Asamblea Legislativa lo siguiente: “…este Órgano Director del Procedimiento Disciplinario, respetuosamente recomienda a Corte Plena, salvo mejor criterio, comunicar a la Asamblea Legislativa que don Moisés Fachler Grunspan incurrió en conducta gravísima a sus deberes como Magistrado Suplente, al divulgar externamente el proyecto de sentencia de fondo, elaborado por la Sala Primera en el expediente número 08-001282-1027-CA (s5-SI-11), al entregarlo a personeros de Industrias Infinito, por lo que se hizo acreedor a la revocatoria de nombramiento como Suplente de esa Sala…”

Fuente: CR Hoy

 

Notas relacionadas: