“Despiertan” mames ante proyectos grandes en Chiapas (1/2)

Por Mariana Morales

Por segunda vez, mames de la zona alta de Tapachula dijeron no a los proyectos mineros, mini-hidroeléctricas y cultivos transgénicos.

mames-chiapas-mexicoEl Soconusco de Chiapas en el sureste de México, con presencia de lengua mame, repleta de ríos, manglares, tierra fértil para cultivos y minerales en su subsuelo ha sido en últimos años ubicada por empresas para instalar ahí sus grandes proyectos. Este martes campesinos mames dijeron “no permitirán ni un proyecto cuyo beneficio no les favorece al contrario es a las grandes compañías”, mientras caminaron por la ciudad con dirección al edificio de gobierno con sede en esa ciudad fronteriza.

Con la autorización de la autoridad federal ambiental y sin que intervenga la Secretaria de Medio Ambiente e Historia Natural (SEMAHN), -pues reza que no le compete- en los últimos años comunidades del Soconusco han visto el otorgamiento de concesiones mineras; las ubicadas en el volcán binacional Tacaná son testigos de presencia extranjera y mexicana destruyendo sus caminos para explorar y constatar si en ese suelo existe oro o mercurio para extraerlo y llevárselo por Puerto Chiapas, a casi tres horas de las comunidades.

Por las calles del ejido “El Águila” en la parte alta de Tapachula a casi 7 horas de la capital de Tuxtla, se vocifera trabajo para quienes deseen emplearse en la instalación de mini-hidroeléctricas, aunque no se les dice que son gestionadas por empresas privadas que generarán electricidad para venderla a la CFE.

Mientras que en las comunidades costeras deAcacoyagua, Escuintla, Huehuetàn, Huixtla, Mazatan, Metapa, Tuxtla Chico,Tuzantàn y Cacahoatànla SAGARPA otorga financiamiento para que campesinos comprensemillas a la transnacional Monsanto y cultiven soya transgénica, según información publicada por este medio en este medio en este último año.

Pero este martes los casi 300 campesinos mames despertaron ante los grandes proyectos” y enlistaron la minería, mini-hidroeléctricas y el cultivo de soya transgénica como proyectos que perjudica su entorno y salud.

Los hombres y mujeres quienes dijeron no tienen líder exigieron al gobierno de Chiapas y de la República revocar los permisos que ya se dieron “para que no se sigan robando lo que es nuestro, queremos la procuración de justicia pero contra los peces gordos de Chiapas”, manifestaron en un comunicado que este martes difundieron a los tapachultecos para que conocieran sus demandas y supieran porque caminaban por sus calles bajo los casi 40 grados.

Lo que estos campesinos buscan, para el desarrollo de sus comunidades, son apoyos para los cultivos del café, dijeron. Según una nota publicada por este medio es Tapachula, donde se ha dado media docena de concesiones para explotación minera, otorgadas por la Semarnat, Secretaria de Economía Federal y Conagua, según datos obtenidos por la Ley Federal de Acceso a la Información Pública.

Según publico El Heraldo de Chiapas el 27 de diciembre pasado Las empresas extranjeras y otras de propietarios con nombres y apellidos mexicanos -según el registro de la Secretaria de Economía a cargo de Raúl Elizalde- se han instalado sobre la Sierra Madre de Chiapas, zona Costa y Soconusco de la entidad, mismo territorio donde se ubican parte de los mil 500 sitios con potencial arqueológico que aún no ha sido explorado en este estado chiapaneco que en el 94 surgió el levantamiento del Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (EZLN).

 

Proyectos hidroeléctricos, primeras concesiones para Chiapas

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) Chiapas, a cargo de Ricardo Frías López, aprobó en este 2013 las primeras cinco concesiones para hacer uso de las aguas superficiales de ríos a favor de la Iniciativa Privada (IP). A través de la instalación de minihidroeléctricas, generarán energía para venderla a la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Aun falta la aprobación de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), tal como lo establece la Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente.

 

Soya transgénica afecta a comunidades de la costa y soconusco

La siembra de soya transgénica con semillas de la transnacional Monsanto en 17 municipios de estaentidad colindantes con esas mismas reservas, amenazan su biodiversidad y la de los pueblos que ahí habitan, advierten investigadores.

Son 30 mil hectáreas distribuidas en 17 municipios donde Monsanto (especialista en utilizar el herbicida glifosato no permitido por la OMS por dañar la salud) iniciará su siembra con permiso nacional de SAGARPA y SEMARNAT, pese a que hasta hoy ambientalistas y asociaciones civiles se pronuncian en contra por los daños ambientales y población, se documentó en el informe “Alto a la siembra transgénica” elaborado por investigadores independientes.

Los amparos 984/2012 y 183/2012 promovidos ante la justicia federal por el Centro Estatal de Derecho de la Mujer de Chiapas (CDMCH) en San Cristóbal, busca detener esa siembra que ya inició.

Ninguna autoridad se ha pronunciado contra tales proyectos que han llegado al soconusco de Chiapas. Sólo el Congreso del Estado se pronunció contra la instalación de hidroeléctricas, pero nada han dicho ante las concesiones para ríos que se darían este año a favor de empresarios, ello pese a que es un tema en el que la opinión de los legisladores no tiene injerencia ante la Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente (LGEEPA).

 

Fuente: Periodismo para contar