“Despiertan” mames ante proyectos grandes en Chiapas (2/2)

Por Mariana Morales

Mames auguran resistencia contra grandes proyectos

mames-chiapas-mexicoLa creación de las primeras mini- hidroeléctricas con generación de 30 mw, sobre ríos de Tapachula no beneficiarían con luz para dichos hogares por el contrario, su venta de parte de empresarios de los que se desconoce el nombre va dirigido a la Comisión Federal de Electricidad (CFE). Esta es una inconformidad de las mismas comunidades de la zona alta de Tapachula, al caminar este martes durante una marcha que organizaron.

Enlistaron la exploración de minería por parte de extranjeros, para constatar la presencia de mercurio en el suelo de la reserva de la biosfera del Volcán Tacaná, lo cual ha destruido sus caminos que a diario utilizan dichos habitantes y que dicha extracción les afectaría a su salud. Y finalmente, la siembra de transgénicos en la costa y Soconusco.

En una entrevista publicada por este medio el pasado 28 de agosto, Ana Valadez Ortega del el Centro Estatal de Derecho de la Mujer de Chiapas (CDMCH) en San Cristóbal de las Casas explicó que desde julio Monsanto vendió todas sus semillas en Buenos Aires Mazatan, la transnacional aseguró su venta y distribución futura mediante un contrato que los campesinos firmaron a respetar.

“Los campesinos compraron paquete de 50 kilos que incluye dos bolsas de semillas de solución Faena y cuatro litros de herbicida (distribuido por Tacsa), a un costo en descuento de mil 991 pesos con crédito que dio Sagarpa específicamente para ello”. Chiapas se incluyó en los seis estados donde SAGARPA y SEMARNAT nacional autorizaron esa siembra con vigencia indefinida.

En América Latina por incumplimiento de contrato, Monsanto ha demandado a 25 agricultores en 25 estados federales y ha ganado más de 15 millones por sentencias ganadas. La transnacional utiliza glifosato, una de las máximas categorías de sustancias toxicas, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Ninguna dependencia se pronuncia contra las demandas de mames

Dentro de las atribuciones de la Secretaria de Medio Ambiente e Historia Natural (SEMAHN) en su artículo 32-A,IV señala que debe programar y coordinarse con las instancias federales, estatales y municipales, en la realización de acciones orientadas a prevenir, restaurar el daño y evitar la destrucción de los recursos naturales y el medio ambiente del estado, así como coadyuvar con éstas en la vigilancia y cumplimiento de las leyes sobre la materia.

De acuerdo a esa dependencia también “debe asegurar el ejercicio legal de las concesiones mineras en la Entidad”. Aunque la SEMAHN repite que ese tipo de proyectos son ajenos a su competencia

El 14 de enero de este año El Heraldo de Chiapas público que pese a que en este estado biodiverso existe un alto número de empresas mexicanas y extranjeras que se han dedicado en los últimos 12 años a extraer mineral y material pétreo en suelo y ríos chiapanecos –en segundo lugar se ubica el río Cahoatàn en Tapachula, ninguna de estas empresas ha ofrecido seguridad social a sus trabajadores ante el Instituto Mexicano de Seguridad Social (IMSS) de Chiapas, durante los últimos tres años.

La situación es compleja, pues la misma dirección general de inspección de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STyPS) en Chiapas desconoce si existe seguridad laboral para quienes se emplean en actividades de explotación de minas.

Las dependencias federales que bajo la Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente (LGEEPA) han otorgado todos estos permisos mineros, mini-hidroeléctricos y transgénicos son: la Secretaria de Medio Ambiente e Historia Natural (SEMARNAT) a cargo de Ricardo Frías López; Secretaria de Economía Federal, a cargo de Raúl Ramírez; en cuanto a transgénicos SAGARPA.

 

Fuente: Periodismo para contar