Lencas contra Ley de Minería y “fletadas”

lencas-hondurasLa Organización Nacional Indígena Lenca de Honduras (ONILH) declaró en estado de alerta a sus comunidades de base, aldeas y caseríos, de los 62 municipios donde está organizada, en Ocotepeque, Lempira, Santa Bárbara, Intibucá, La Paz, Comayagua y Francisco Morazán, para que denuncien y rechacen activamente y no permitan la presencia de empresas mineras.

Mediante un comunicado, emitido en La Esperanza, Intibucá, el 17 de febrero pasado, la organización denunció que “al aprobar la nueva Ley de Minería, el Congreso Nacional ha violado el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) referente a los pueblos indígenas y tribales, pues no ha respetado nuestro derecho a ser consultados”.

Así, refirió que “las agrupaciones opuestas a la Ley de Minería, lideradas por el benemérito monseñor Luis Alfonso Santos, abandonaron el diálogo convocado por el Congreso Nacional, debido a su posición inflexible de autorizar la explotación de cielos abiertos y concesionar el 33 por ciento del territorio hondureño a empresas extranjeras. Mientras otros países aplican entre 40 y 60 por ciento de impuesto a las mineras, en Honduras solo pagarán el 2 por ciento y no reportan qué tipo de metales extraen de nuestro suelo”.

De igual forma, afirmó que “la ONILH rechaza con toda firmeza la Ley de Regímenes Especiales o de Ciudades Modelo, que fragmenta nuestros municipios y departamentos y viola los más elementales principios de soberanía y patriotismo. Por tanto, los diputados que la aprobaron han cometido nuevamente el delito de traición a la Patria, sí ya la Corte Suprema de Justicia la había declarado inconstitucional”.

“Con esta inimaginable ley, solo concebida en la mente de diputados antihondureñistas, todos los bienes de la nación son vendidos, prestados y alquilados indefinidamente porque son concesionados los bosques, los valles, los mares, las riquezas del subsuelo y hasta el sagrado patrimonio cultural como la grandiosa ciudad maya de Copán y la Biosfera del Río Plátano, al establecer también zonas especiales de turismo y forestales”, señaló la ONILH.

 

Fuente: La Tribuna de Honduras