Comunicado a un año del Tribunal de Salud en Guatemala

EN GUATEMALA QUEREMOS UN MODELO DE BIENESTAR DESDE LOS PUEBLOS Y EN ARMONÍA CON LA MADRE NATURALEZA.

La iniciativa de ley de minería que el ejecutivo ha presentado al congreso de la república, constituye una falsa solución a la conflictividad que ha generado la minería y otros megaproyectos en Guatemala.

Obedece a presiones e intereses de la oligarquía nacional, de las empresas transnacionales y deuda electoral.

Recientemente se presentó también en el congreso una iniciativa de moratoria para la suspensión temporal de nuevas licencias mineras por un periodo de dos años; lo cual consideramos un show político y una cortina de humo porque nuestro territorio ya está concesionado con 150 nuevas licencias a partir del 2012, creemos que su objetivo principal es desarticular las luchas de los pueblos y la presión internacional.

Para nosotros el modelo extractivo minero es una nueva invasión y despojo de nuestros territorios, es además insostenible por las afectaciones directas a la salud, al ambiente y a la cultura de nuestros pueblos, por lo que insistimos que nuestra oposición va más allá al aumento de las regalías.

Nuestra demanda es un modelo alternativo de desarrollo que garantice los derechos individuales y colectivos de los pueblos en armonía con la madre naturaleza.

Por lo tanto exigimos:

1. La anulación de las licencias mineras autorizadas sin el consentimiento de nuestros pueblos, violando el derecho fundamental de la consulta.

2. Que el gobierno y las empresas no sigan manipulando y dividiendo a las comunidades, así como utilizando la identidad y simbología de nuestros pueblos.

3. Que se respeten las decisiones de los pueblos manifestados en las consultas comunitarias, donde se ha rechazado la extracción minera y otros megaproyectos.

4. Que los organismos del estado den tramite a las denuncias presentadas por diferentes entidades, sobre todo la resolución del tribunal de salud acerca de los impactos en la salud, el ambiente y el conflicto social que está ocasionando la minería a cielo abierto en San Miguel Ixtahuacán, San Marcos, y otras regiones del país.

Nuestra solidaridad con los compañeros y compañeras de COPHIN, exigimos justicia por el asesinato del hermano Tomas García.

Huehuetenango 15 de julio de 2013.