Video: Vista Pública Sipakapa, Guatemala

sipakapa-mujeres-votando-guatemalaEl Consejo del Pueblo Maya – Sipakapense, reclamó sus derechos colectivos y pidió que se cancele la licencia minera, los Chocoyos, el 25 de marzo de 2014 en una vista pública en la sala tercera civil.

Exigimos ahora, con todo respeto ante esta corte que representa nuestro pais de Guatemala, que se respete nuestros derechos como pueblo indígena, maya sipakapense, declaró Timoteo Vasquez del Consejo Sipakapense.

Sipakapa es un municipio de San Marcos, cuyo pueblo de 20 mil habitantes, cuenta con un título de propiedad colectivo, inscrito en el Segundo Registro de la Propiedad de Quetzaltenango.

Benito Morales, parte de la comisión jurídica del Consejo del pueblo Maya, subrayó:

Existe un titulo, en donde todo el territorio de Sipakapa pertenece al pueblo de Sipakapa.

Fue el 30 de abril del 2012, que la Dirección General de Minería del Ministerio de Energía y Minas otorgó la licencia de exploración minera a la empresa Entre Mares S.A., sin previa consulta al pueblo sipakapense. Desde entonces, Entre Mares tiene la facultad de estudiar, analizar y evaluar oro, plata, níquel, cobalto, plomo y zinc, entre otros metales, en esa región.

Hemos buscado vías legales porque no queremos llegar a otros hechos que podrían ser lamentables, como sucedió hace poco cuando se realizaba una manifestación pacífica y uno de los trabajadores de la minera sacó su arma e hirió a uno de nuestros compañeros”, expresó Vásquez del Consejo Sipakapense.

Ningún representante del Ministerio de Energía y Minas estuvo presente en el corte, mientras la empresa minera, Entre Mares S.A., fue representada por el abogado Ignacio Andrade, que declaró:

Los amparistas no llenan dos principios, falta de agravio directo, o sea no son afectados como individuos, y falta de definitividad, o sea procedimientos administrativos previos a plantear el amparo.

La fiscal Judith Rodas Morales del Ministerio Público declaró:

Consideramos que se ha violado el artículo 66 de la Constitución, que regule el reconocimiento de los pueblos indígenas, el respeto a sus derechos y el Convenio 169 de la OIT que regule el derecho de consulta. Específicamente, el estado tomo una decisión administrativa que afectaba los intereses de las comunidades indígenas y no respeto el derecho de consulta.

En Sipakapa, el pueblo sipakapense, realizó una de las primeras consultas de buena fe en 2005, en donde 99 por ciento de la población dijo no a la exploración y explotación minera en su territorio.

Nuestro pueblo está en espera de esta respuesta. En caso contrario tenemos que seguir luchando, porque es nuestra casa es donde comemos, donde sacamos nuestros alimentos para sobrevivir. Montana no es desarrollo para nosotros, dijo Timoteo Vasquez representante del Consejo Sipakapense.

Vasquez concluyó:

Confiamos en ustedes en que van a dar un fallo, siempre con los valores de la justicia, de la verdad y de la igualdad.