Vecino de Peña Colorada en defensa del territorio

El Consorcio Italo-Argentino-Hindú Benito Juárez Peña Colorada, instalado en los límites de Colima y Jalisco desde hace 45 años, ha deforestado, contaminado el Río Marabasco, el suelo y el agua de los manantiales, tapando algunos ojos de agua para obligar a los indígenas nahuas de Ayotitlán a desalojar las tierras. El despojo, la miseria, la marginación y la pobreza han sido el resultado de 45 años de explotación de hierro por uno de los hombres más ricos del mundo propietario de Mital-Steel.