Declararán territorio libre de minería a Ixtacamaxtitlán

El presidente municipal y pobladores escucharon sobre los daños que ocasionan empresas de este tipo

ixtaca-libre-demineria-mexicoPobladores y autoridades se preparan para declarar a Ixtacamaxtitlán “territorio libre de minería” ante la inminente apertura de un tajo para la extracción de oro y plata anunciada por la empresa canadiense Almaden Minerals, que concluyó su etapa de exploración en este lugar.

A la luz de vivencias como la de los pobladores de Carrizalillo, Guerrero; pero también del resultados de investigaciones científicas, más de un centenar de personas, incluido el alcalde Eleazar Hernández Arroyo y su cabildo, se reunieron en un salón del Palacio Municipal de la cabecera para analizar los efectos de la minería y continuar documentando las violaciones a los derechos humanos que se han producido en esta demarcación de la Sierra Norte del estado.

También grabando el encuentro, estuvieron trabajadores de la Minera Gavilán, como se nombró a la Almaden Minerals en Ixtacamaxtitlán, por ello los opositores aprovecharon para mandar un mensaje: “que la empresa no diga que aquí no pasa nada. Que mire y escuche que tenemos argumentos. Que no somos revoltosos, sino que nuestra resistencia está documentada en los efectos que ha causado la minería en otros lados”.

Aunque para los pueblos, la lucha contra el modelo de desarrollo que se basa en la extracción de los recursos naturales es muy desigual, les dijo Miguel Mijangos de la Red Mexicana de Afectados por la Minería (REMA), siempre hay esperanza cuando la gente está informada, hay organización y se da cuenta de su propia fuerza.

Mijangos compartió con los pobladores los resultados de la investigación a una de las mineras más poderosas y disciplinadas del mundo: la Gold Corp, con presencia en México, Guatemala y Honduras, que reveló que la minería no significa desarrollo ni progreso.

 

“Aquí se van a morir”

Al contrario –explicó- además de la destrucción y la devastación ambiental, ha traído enfermedades y pleitos entre la población; y han revelado la complicidad de algunas autoridades que a pesar de estas evidencias le han entregado reconocimientos como una empresa “socialmente responsable”.

Pero también, la presencia y el dominio de los pueblos por parte de la delincuencia organizada que tiene sitiados a los habitantes y decide sobre su vida “y también sobre su muerte”.

La plática de Mijangos fue acompañada con la presentación de diapositivas y testimonios de los pobladores que habitan las tierras vecinas a la mina “Los Filos” y  “El Bermejal” en Carrizalillo, Guerrero: diminutos camiones que entran y salen del enorme hueco escalonado donde antes hubo un cerro lleno de mezquites y maizales; una presa de lixiviados con sus aguas verdes repletas de restos de cianuro; grandes nubes de polvo con metales pesados.

Para sacar las 11 toneladas de oro que la Gold Corp obtiene cada año en este poblado guerrerense, saca 17 millones de toneladas de desechos que tira en los alrededores. “Donde hubo cerros de  2 mil 200 metros de altura sobre el nivel del mar, los llevó a cero metros y luego hizo hoyos de mil 200 metros de profundidad”, explicó

Luego, las estremecedoras fotografías de niños, mujeres y hombres con el cuerpo lleno de costras y resequedad, los ojos irritados, recién nacidos con malformaciones; y el testimonio de lo que no se ve: el crecimiento de las enfermedades nerviosas, las digestivas, las respiratorias y pulmonares como la silicosis y hasta el cáncer. Además de la proliferación de partos prematuros.

“Cuando el ambiente se altera, todos los que vivimos en él sufrimos alteraciones de distintas maneras. Y una de las primeras manifestaciones fueron los problemas de salud. En un pueblo de mil habitantes un médico atendía un promedio de 70 u 80 personas diariamente. En resumen los doctores han recomendado que la gente se vaya de ahí. Ya no van a poder sacar a la mina pero a la gente sí, porque aquí se van a morir, nos dijeron”, afirmó.

 

Su propia fuerza

Cuando la plática terminó, los pobladores aprovecharon la presencia de la autoridad municipal y le reiteraron su petición de que se defina por la defensa de la vida y agradecieron que haya querido escuchar la plática e informarse. “No se deje dominar por la gente que ha llegado a invadir nuestros terrenos”, le solicitaron.

El alcalde Eleazar Hernández Arroyo, agradeció la invitación y dijo que la información le servirá para hacer conciencia del problema y se excusó de continuar en el evento debido a que tenía obras que inaugurar. “Yo estaré sumado, viendo cómo puedo ayudar”, les ofreció.

Pese al panorama planteado, dijeron, al final, hay esperanza. Hay muchas luchas, muchos pueblos organizándose. “Hay que aprender e ir a trabajar a los pueblos… Vale la pena el esfuerzo. Levantarse y gastar lo que sea con tal de escapar de una realidad como la de Carrizalillo y seguir teniendo nuestra libertad”, se oyeron varias voces.

“Vamos a decidir que vamos a hacer. A los directivos de la minera que escucharon la información les queremos decir que lo importante es que son investigaciones sólidas, de personas muy calificadas. Ellos ya dieron su versión. Pero tenemos diferentes maneras de ver las cosas. Aquí lo importante es que no nos engañen. No queremos agredir a nadie. No es nuestra idea. No somos revoltosos. Estamos defendiendo nuestros derechos y exigiendo que se respeten”, agregaron.

En un informe para sus socios y eventuales inversionistas, en abril de 2014 la Almaden Minerals calculó obtener3.6 toneladas de oro y 221 toneladas de plata anualmente durante cada uno de los 14 años que calcula de vida útil de explotación del yacimiento “Ixtaca”, ubicado en una porción de las 14 mil hectáreas de terreno que le fueron concesionadas por 50 años.

Para hacerse de esta cantidad de metales preciosos, la minera calcula la demolición, -“procesamiento”, le llama-, de un promedio de 30 mil toneladas de roca por día, es decir 10 millones 650 mil toneladas por año.

Fuente: Municipios Puebla