Padre e hijo corren 115 kilómetros en contra de la minería

Francisco Poz Sajalxot, de 52 años, y su hijo, Francisco Poz Sirín, 18, comenzaron este viernes en Tecpán Guatemala, Chimaltenango, una “ultramaratón” de 115 kilómetros en contra de la minería, cuya meta final será en Cantel, Quetzaltenango.

Carrera_mineria_guatemalaDe acuerdo con los corredores, el propósito de su travesía es hacer conciencia en las autoridades de Gobierno que autorizan proyectos de exploración y explotación minera a empresas extranjeras.

“Nos preocupa que el Estado siga otorgando esta clase de licencias, que lo único que generan es un deterioro al medio ambiente, la sociedad guatemalteca durante años ha sido indiferente antes esta problemática que está acabando con los recursos naturales”, dijo  Francisco Poz Sajalxot.

Agregó que con la minería aumenta  la extracción de riquezas de las tierras del pueblo indígena.

“El territorio Cakchiquel y Quiché ha sido uno de los más golpeados históricamente  por las autoridades guatemaltecas, ya que se nos han limitado los servicios de salud, educación, sino que además seguimos siendo presas de discriminación por nuestros trajes y costumbres” refirió Poz Sajalxot.

 

Travesía

El atleta comentó que esta carrera busca dar una voz de alerta a la ciudadanía, en busca de la protección del planeta.

“Hoy es la primera vez que el deporte se involucra para hacer una denuncia en contra de las licencias mineras, instalación de cementaras y monocultivos que están arrasando con nuestro territorio, para favorecer solo a la oligarquía”, dijo.

“Esta travesía la hemos diseñado en dos etapas,  el día de hoy (viernes) tenemos contemplado recorrer unos 60 kilómetros, hasta llegar al sector conocido como El Novillero, pernoctar allí y reiniciar la carrera mañana (sábado) a partir de las 6.00 horas”.

Los atletas esperan llegar el sábado a las 12 horas a Cantel.

“Tenemos programado elaborar un altar en el lugar donde fueron muertos los campesinos de Totonicapán, además nos han indicado que muchos lugareños nos estarán esperando ya que contamos con el apoyo y organización del Consejo de Pueblos Mayas de Occidente”, expresó Poz Sirín.

Nim Sanik Ajcabal, del Consejo de Pueblos Mayas de Occidente, dijo que esta actividad nació por iniciativa de los atletas, en octubre del año pasado, y la fecha que ellos se trazaron fue el 30 de enero, ya que por más de tres meses se prepararon física y mentalmente.

Fuente: Prensa Libre