Recordamos a Don Gregorio Catalán Morales, miembro de la Resistencia Pacífica de La Puya en Guatemala

logo-m4-nuevo

Con una gran tristeza recibimos la noticia de la muerte de Don Gregorio Catalán Morales, miembro de la Resistencia Pacífica de La Puya en Guatemala, fallecido el lunes 6 de abril en un accidente de tránsito. Nosotros integrantes del Movimiento Mesoamericano contra el Modelo extractivo Minero (M4) pedimos a la justicia guatemalteca que se esclarezcan las circunstancias de su muerte.

Recordamos con mucha admiración al habitante de San José Del Golfo (departamento de Guatemala, Guatemala) quien dedicó los últimos tres años de su vida a luchar contra el proyecto minero El Tambor Progreso VII Derivada, promovido por la empresa Exploraciones Mineras de Guatemala S.A. (EXMINGUA), filial de la empresa estadounidense Kappes, Cassiday & Associates (KCA).

Esta mina de oro a cielo abierto amenaza con contaminar con arsénico, cianuro y otros químicos el agua y el subsuelo de los municipios San Pedro Ayampuc y San José Del Golfo. La empresa trata de imponerla sin el consentimiento de sus habitantes en parte indígenas mayas kaqchikel quienes, en marzo de 2012, empezaron a ocupar “La Puya”, un territorio ubicado entre estos dos municipios, por donde la empresa minera hace entrar sus maquinas. Felicitamos a todos los miembros de la Resistencia Pacífica de la Puya por cumplir el mes pasado tres años de lucha incansable y les mandamos nuestro apoyo y nuestra amistad para seguir protegiendo su vida, su salud, su agua y su tierra a pesar de la pérdida de su compañero de lucha.

Denunciamos el acoso judicial que sufrieron varios miembros de la Resistencia Pacífica de la Puya por parte de los promotores de la mina, incluso Don Gregorio Catalán Morales, quien ha sido acusado injustamente de “secuestro, detención ilegal, lesiones, coacción y amenaza”, por tres empleados de EXMINGUA. Tuvo que defenderse durante 18 meses antes de ser por fin absuelto de todo cargo el pasado 27 de febrero.

Denunciamos también la represión que sufren los opositores a la mina El Tambor por parte de sus promotores y de las autoridades guatemaltecas. Nunca olvidaremos con que grado de violencia los activistas, reunidos en un plantón en La Puya, fueron desalojados por policías el 23 de mayo de 2014. Además, exigimos el retiro de los policías que desde mayo de 2014 ocupan el sitio de la mina en La Puya para proteger a EXMINGUA y reprimir a la población cuya lucha es legítima.

De igual manera, exigimos que sean atendidas las demandas hechas por los opositores a la mina El Tambor ante el Sistema Nacional de Diálogo Permanente (SNDP) contra la minera.

¡No a la mina el Tambor en La Puya!
¡Alto a la represión y el acoso judicial en contra de sus opositores!

Movimiento Mesoamericano contra el Modelo extractivo Minero -M4-