Nefastos tratados al servicio de intereses corporativos

seminario-Redes_caso-PacificRim_elsalvadorLas corporaciones transnacionales buscan crear o fortalecer regímenes de protección y promoción de inversiones con Tratados Bilaterales de Inversiones (TBI) o Tratados de Libre Comercio (TLC), colocando intereses corporativos por encima de intereses de pueblos, de Estados y gobiernos soberanos, atentando contra proyectos nacionales que buscan reducir índices de pobreza heredados del neoliberalismo y no permiten que los países se desarrollen en lo económico, productivo, social y cultural que los conduzca a una mejora de la calidad de vida de los pueblos.

En el seminario internacional celebrado el 11 y 12 de Mayo en Montevideo Uruguay  organizado por REDES Amigos de la Tierra y la Confederación Sindical de Trabajadores/as de las Américas, se discutieron los mecanismos que utilizan las corporaciones para exponer a gobiernos y por ende a países al sistema de arbitraje internacional, privilegiando beneficios a inversionistas y empresas extranjeras, sobre la inversión y empresas nacionales medianas y pequeñas que son junto con los trabajadores y el Estado la columna vertebral de un proyecto de desarrollo endógeno.

Las corporaciones están demandando a los gobiernos cuando buscan la renacionalización de servicios públicos, la explotación y soberanía sobre los recursos naturales, el cuidado de la salud, el acceso al agua, a los servicios de electricidad y el cuidado del medio ambiente. Ricardo Navarro de CESTA Amigos de la Tierra expuso en dicho foro como la empresa minera Pacific Rim de Canadá ahora Oceana Gold de Australia, está demandando por US$ 301 millones al gobierno salvadoreño ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a las Inversiones (CIADI), por no permitirle explotar la minería en el país, a pesar que tal empresa no cumple con los requerimientos legales necesarios para tal actividad y ha recibido el rechazo de toda la sociedad salvadoreña.

Para hacer frente a este asalto criminal de las corporaciones, Ecuador instaló una Comisión de Auditoría de los TBI vigentes y los casos de arbitraje internacional que el Estado ha enfrentado, Venezuela y Bolivia denunciaron el Acuerdo del CIADI y Bolivia renegoció y/o denunció todos los TBI que tenía vigentes.

Brasil, que nunca ratificó los 14 TBI que suscribió en el pasado, suscribió recientemente dos TBI con Mozambique y Angola, cuya novedad principal es que no incluyen disposiciones de solución de controversias inversionista-Estado. El debate se ha procesado con profundidad y en términos diversos en los diferentes países, por tal razón exhortamos al gobierno salvadoreño a rechazar todos los intentos de adoptar nuevos tratados comerciales y de inversión.