Recolonización, bienes comunes de la naturaleza y alternativas desde los pueblos

Una publicación de Diálogo de los Pueblos y Grupo de Estudios sobre América Latina y el Caribe (Geal)

Introducción

recolonizacionLa conquista y colonización a partir del siglo XV del territorio bautizado como América y la condena a la servidumbre y el exterminio de sus pueblos originarios sirvieron a la apropiación de sus riquezas naturales, el oro y la plata que alimentaron el nacimiento del capitalismo emergente. Hoy, a casi doscientos años de que tuvieran lugar los procesos de independencia política en la mayoría de los países de la región, la América Latina, indígena y afrodescendendiente, sufre y se desangra ante un nuevo despojo bajo el imperio del capitalismo globalizado y su fase neoliberal. Sobre estas contradicciones, sobre estos procesos de depredación y violencia, y de luchas y cambios, trata el presente trabajo.

La primera parte del mismo está dedicada a presentar – de manera sintética y sencilla – las principales características y consecuencias de lo que ha dado en llamarse “globalización neoliberal”. Adelantándonos a esta presentación vale anticipar que ella está signada por una forma particular de “acumulación por desposesión” de los bienes comunes de la naturaleza que asume, en toda su extensión económica, política y militar, los contornos de una recolonización de Nuestra América. La siguiente sección, la segunda y la más extensa y nutrida, está dedicada a contar las experiencias de resistencia y transformaciones protagonizadas por los movimientos sociales del continente en defensa del carácter público-común de estos bienes de la naturaleza y contra el saqueo, la contaminación y el exterminio de la vida que la mercantilización y explotación capitalista intensiva de los mismos implica. Allí se cuentan historias de infamias y de luchas de un pasado reciente que se prolonga hasta el presente para ofrecer un mapa de los desafíos que afrontan los movimientos populares en relación a los minerales, el agua, el petróleo y el gas, la biodiversidad, la tierra y la vida en el planeta.

La tercera parte del texto aborda la proyección de estas disputas sociales y políticas en el terreno de los modelos societales y las lógicas de la llamada integración regional, desde la nervadura de los proyectos de subordinación colonial en el terreno del libre comercio, la infraestructura para la circulación de mercancías y el control militar de estos territorios, hasta las características de las convergencias y articulaciones regionales de los movimientos sociales.

Finalmente, el cuarto y último apartado presenta, de manera muy breve, una enumeración de los que son a nuestro entender los principales aportes de la acción de los movimientos sociales de las últimas décadas a la elaboración y formulación de las alternativas y los proyectos emancipatorios; entre ellos se dedica, en este caso, una atención especial a la propuesta de “soberanía alimentaria” y su papel de articulador de las luchas rurales y urbanas. Las conclusiones que cierran, provisoriamente, el texto intentan aportar algunos elementos de la coyuntura actual que resulta indispensable considerar en cualquier análisis de los escenarios presente y futuro que signan a los pueblos de nuestra región. Entre ellos se cuentan, ciertamente, el golpe militar en Honduras de junio pasado y la solidaridad con la resistencia frente al mismo, así como la nueva fase del despliegue militar estadounidense en la región que toma cuerpo en 2009.

A principios de la década de 1970, el escritor y ensayista Eduardo Galeano popularizó la imagen de una América Latina con sus venas abiertas, hoy trágicamente esas venas están siendo sangradas aún más profusamente. Y una “sociedad con fines de lucro” de poderosos y canallas, locales y extranjeros, se enriquecen a sus costillas. En esta historia también se tejen las resistencias, las alternativas y los sueños de los pueblos, a estos espera aportar el presente texto.

Descargar publicación completa .pdf