Organizaciones sociales de Honduras exigen ¡Fuera Mineras!

repudio-I-congreso-mineria-hondurasA continuación compartimos los comunicados emitidos por el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras, COPINH y la Organización Fraternal Negra Hondureña, OFRANEH en repudio al I Congreso Internacional de Minería que se está desarrollando en Tegucigalpa, capital del país.

Desde el Movimiento Mesoamericano contra el Modelo extractivo Minero -M4- nos sumamos a sus reclamos y nos solidarizamos con las acciones que las y los compañeros hondureños están realizando en defensa de una vida digna.

 

Comunicado del COPINH:

Condenamos el Congreso Internacional de Minería en Honduras. Fuera mineras!

Nosotras y nosotros miembros del Pueblo Lenca y del COPINH, que hemos venido de comunidades de Intibucá, La Paz, Lempira, Santa Barbará y Cortes, territorios Lencas, de resistencias milenarias, movilizándonos a esta ciudad capital desde el día 06 de julio del presente año para sumarnos nuevamente a las acciones y acompañamiento al proceso de indignación y a manifestarnos, junto a organizaciones hermanas de la Plataforma de Movimientos Sociales y Populares de Honduras, de la cual formamos parte, para condenar el llamado I Congreso Internacional de Minería en Honduras, que se realiza del 7 al 11 de julio en Tegucigalpa, evento que refleja la continua política del Gobierno de Honduras de seguir entregando territorio, soberanías, bienes comunes y de la naturaleza, de seguir con el avance en la consolidación de la dictadura trasnacional.

Denunciamos que el gobierno, SERNA, y demás impulsores de dicho congreso pretenden instalar la cínica idea de que hay preocupación e interés por el ambiente, por los métodos extractivos para que sean menos dañinos, por la “cultura de minería responsable y ecológica”; Rechazamos esa campaña de farsas que ha sido desmontada una y otra vez con la aplastante realidad de muerte que deja la explotación minera, con la ciencia, la experiencia de los pueblos, con la defensa de las distintas formas de vida, y con la cultura y cosmovisiones ancestrales, se demuestran sus verdaderos propósitos con el 30% del territorio hondureño entregado a las mineras, con más de 870 concesiones en proceso de aprobación y el despojo y la brutalidad que esto significa.

A Juan Orlando Hernández, a su gobierno, al congreso nacional y a las empresas mineras les exigimos frenar su expansión de la muerte, la contaminación y la violación de los derechos de los pueblos indígenas, negros, campesinos y de todo el pueblo hondureño, exigimos ponerle fin a sus acciones corruptas, ilegales e ilegitimas.

Nuestros pueblos y organizaciones dignas estamos en rebeldía, en alerta y en procesos de defensa territorial que son parte de nuestros derechos históricos, estamos en continua construcción de planes de vida y sin renunciar a los cambios profundos y estructurales, repensando a Honduras con justicia, equitativa, refundándola en su diversidad.

¡Con la fuerza ancestral de Iselaca, Lempira, Mota y Etempica se levantan nuestras voces llenas de vida, justicia, dignidad, libertad y paz!

Comunicado de OFRANEH:

Corrupción Generalizada y el Congreso Internacional Minería-Honduras

En medio de un debacle causado por la corrupción generalizada en la que han sumido a Honduras su elite de poder, se efectúa el Primer Congreso Internacional Minería Honduras; bajo el lema de una supuesta “Minería responsable. Mayor crecimiento económico”.

La historia de Honduras esta impregnada de minería y sus desastres desde el arribo de los españoles en el siglo XVI. Contaminación y pobreza han sido los resultado concretos de años de explotación minera, sin que las condiciones de vida hayan mejorado a pesar de las ilusiones y promesas que se les ha insuflado a las comunidades perjudicadas.

En el país tenemos presente desgracias recientes como la acontecida en el Valle de Siria, donde la mina ENTREMARES hizo y deshizo a favor de la empresas GoldCorp, empresa canadiense con un amplio historial de violaciones a los derechos humanos. El patético contubernio entre GoldCorp y las diferentes administraciones gubernamentales permitió el envenenamiento del entorno del valle de Siria y la paulatina muerte de sus habitantes.

Es a partir del golpe de estado del 2009 cuando se acelera la entrega de Honduras por retazos. Durante la administración Lobo se emitieron leyes nocivas, para facilitar la entrada a Honduras de una minería colonialista. Mas del 30% del territorio nacional ha sido concesionado, sin consulta previa con las comunidades que serán afectadas.

Con la “Reingeniería del Proceso de Licenciamiento Ambiental” efectuada por el actual gobierno en noviembre del año pasado, se pretendió agilizar la entrega de las licencias ambientales en un plazo de 24 horas.

“Ahora la pelota está, como se dice en el lenguaje popular, del lado del sector privado; estoy muy contento porque en poco tiempo hemos dado pasos importantes en la simplificación de trámites”, afirmó Juan Orlando Hernandez, el que actualmente atraviesa una crisis de credibilidad, ante la masiva corrupción que se ha dado en los últimos años.

Las licencias ambientales exprés, como se les denomina esta nueva estrategia para la entrega de los territorios delas comunidades, fue diseñada expresamente para acelerar la penetración de la minería en Honduras y la destrucción de las cuencas hidrográficas. A pesar de las protestas surgidas al respecto, El Ministerio del Ambiente (MIAMBIENTE) y casa presidencial ignoraron los reclamos.

El simposio se esta llevando a cabo bajo la convocatoria de la Universidad Politécnica de Ingeniería que asegura ser “la única institución formadora de expertos en la temática de la geología en Honduras”. Sin embargo, parece desconocer la problemática social y ambiental que genera la explotación de ese rubro.

Hasta la fecha no conocemos en Honduras “la minería responsable”, más bien podemos indicar que en todo el continente americano, la minería ha dado lugar a una enorme pobreza y el enriquecimiento de una elite de poder, carente de visión social.

El nefasto concepto de desarrollo impuesto por los organismos financieros internacionales, ha creado un grave problema ambiental, al mismo tiempo que ha sumido en la pobreza a buena parte de la población de un continente, que sí bien es rico, los coeficientes de Gino denotan la mayor disparidad del mundo en cuanto a la distribución de esa riqueza.

Los delegados que asisten al Congreso, pueden tomar nota del repudio del pueblo hacia el grupúsculo que ha manejado a Honduras en los últimos cinco años, y que ciertamente han probado ineptitud para gobernar, al mismo tiempo que han sido pródigos con sus cuentas bancarias en paraísos fiscales y compra de propiedades en el extranjero.