Guatemala: Garantizar un juicio justo a los líderes comunitarios y defensores de derechos humanos detenidos

cpo-marchando-guatemalaEl 19 de agosto, la Red-DESC envió una carta al Gobierno de Guatemala para enfatizar su preocupación sobre la criminalización de un número sustancial de líderes comunitarios y defensores de derechos humanos en Huehuetenango, Guatemala.

La carta, la cual fue enviada en respuesta a una comunicación recibida del gobierno de Guatemala después de una carta previa enviada por la Red el 23 de marzo 2015, reiteró la preocupación de la Red-DESC ante el aparente patrón de criminalización y acoso legal en casos relacionados con líderes indígenas que han expresado su oposición a proyectos de extracción de recursos naturales.

La carta llamó la atención sobre nueve presos políticos arrestados este año en conexión con conflictos sociales relacionados con las actividades mineras en Huehuetenango, otros ocho defensores de derechos humanos que han sido encarcelados en similares circunstancias desde 2012 y la existencia de 21 órdenes de detención contra líderes comunitarios que han expresado su oposición contra proyectos mineros. La carta se hizo referencia a la gravedad de los cargos contra estos defensores de derechos humanos y cuestiona el frecuente uso de las detenciones preventivas y arbitrarias contra ellos, enfatizando la importancia de la imparcialidad y la independencia del sistema judicial.

La Red-DESC ha instado al Gobierno de Guatemala a que:

  1. Garantice a los dirigentes comunitarios que se encuentran detenidos o enfrentando cargos en su contra un juicio justo, en cumplimiento con el debido proceso establecido por leyes guatemaltecas y estándares internacionales;
  2. Detenga la criminalización de los defensores de derechos humanos de San Mateo Ixtatan, Barillas, Santa Eulalia, en relación con sus actividades legales para promover y proteger los derechos humanos de las comunidades indígenas de Guatemala;
  3. Provea protección a los defensores de derechos humanos, líderes comunales y demás de la violación de sus derechos humanos por parte de actores no estatales, incluyendo el hostigamiento, la intimidación, las amenazas y los actos de violencia, y tome medidas para pedir a estos actores que rindan cuentas sobre dichas violaciones;
  4. Ponga fin a la militarización de los territorios mayas de Huehuetenango, en especial de las municipalidades de San Mateo Ixtatan, Barillas, Santa Eulalia, y tome acciones inmediatas para retirar a la policía y al personal del ejército que actualmente ocupan áreas residenciales, y
  5. Respete los derechos de los pueblos indígenas de Guatemala de acuerdo con las obligaciones internacionales del Estado en materia de derechos humanos, incluyendo el derecho a la consulta y al consentimiento previo, libre e informado acerca de cualquier proyecto que pueda afectar los territorios ancestrales y los medios de vida de los pueblos indígenas.

Por favor descargue la carga colectiva aquí.

Fuente: Red-Desc