Revista de Prensa #10: Organizaciones sociales hondureñas protestan ante el Cónclave Minero

por-la-vida-copinh-honduras2015 fue declarado el “Año de la Minería” en Honduras. Por ese motivo se están realizando diferentes actividades para “promocionar” el patrimonio nacional ante capitales inversores. Así el miércoles 12 de agosto inició en la ciudad de San Pedro Sula, el evento internacional “Honduras Open for Business” (Honduras abierta a los negocios). En el mismo, se reunieron más de 400 empresas mineras de todo el planeta con el objetivo de proyectar negocio en el país.

Esta reunión y sus implicaciones fueron abiertamente criticada por diferentes comunidades locales y articulaciones mesoamericanas que rechazan el modelo extractivo minero y denunciaron entrega directa de soberanía hondureña a empresas mineras.

En Honduras hay 580 proyectos mineros en cartera por ese motivo la CONROA declaró que los Inversionistas mineros insisten en apropiarse del territorio y para expresar su descontento en “En Tegucigalpa, se desarrolló un plantón a inmediaciones del Congreso Nacional, en el que participaron pobladores del Valle de Siria” quienes recordaron la estela de muerte y enfermedades que la minería trajo en este sector del país.

Es importante recalcar que tanto activistas como Campesinos hondureños se manifestaron en contra de proyectos de minería: “Multitudes de pancartas y consignas contra las concesiones mineras sobresalieron en la protesta, donde participaron integrantes de movimientos indígenas y campesinos, así como de los Indignados.”

En un pronunciamiento público titulado La vida no es Negocio, No al Conclave Minero en Honduras las organizaciones sociales firmantes mostraron descontento ante el decreto nacional que “declara 18 zonas de reserva minera, 13 de dichas reservas declaradas áreas protegidas localizadas en la Montaña de Botaderos, entre los departamentos de Colón, Olancho y parte de Yoro, las 5 restantes distribuidas en los departamentos de Santa Bárbara, Lempira, Copán, Ocotepeque, Francisco Morazán y Comayagua”.

Esta situación ha llevado que desde distintos frentes se exija la revisión y reforma a la Ley de Minería vigente en el país debido a las constantes violaciones del actual gobierno a la Soberanía territorial y a los derechos del pueblo: esta ley propicia “vender, ceder y negociar los recursos naturales del territorio ante la incapacidad del Gobierno de visualizar otras alternativas de alternativas de desarrollo sustentable para el Estado de Honduras, menos dañinas y destructivas de la vida en su totalidad”.

Desde el Movimiento Mesoamericano contra el Modelo extractivo Minero -M4- hemos expresado en anteriores ocasiones los daños y aumento de desigualdades que este falso desarrollo propone. Seguiremos trabajando para defender y declarar territorios libres de minería en nuestras regiones.

Resumen de noticias por el @MovimientoM4

Leer también el Pronunciamiento de la Plataforma del Movimiento Social y Popular de Honduras