Se va del istmo empresa minera, el “¡No a la mina!” funciona

La empresa minera Lowell Copper informó su decisión de “retirar su interés” del proyecto Santa Marta, ubicado en territorios de Zanatepec y parte de San Miguel Chimalapa, devolviendo a la empresa exploradora Minaurum Gold los derechos adquiridos en 2013 para extraer cobre de territorio istmeño.

Minaurum Gold esperaba contar con el 70 por ciento del capital de la empresa Lowell Copper para extraer el mineral, pero esta última debido a la “situación del mercado” decidió abandonar el proyecto para enfocarse a explotar otra mina de cobre en la república de Ecuador “donde la situación está mejor”, señala a través de un comunicado en su portal de internet.

De acuerdo a los datos del portal de Minaurum Gold, el proyecto Santa Marta (antes denominado Mar de Cobre y Jackita) abarca 7 mil 310 hectáreas, “es una mina de cobre y oro que lleva sistema de sulfuros masivos vulcanogénico (VMS) que está expuesta en la superficie a lo largo de una longitud 700 metros y sigue siendo no probado por métodos de exploración modernos”.

Hace un año, en septiembre del 2014, autoridades agrarias zoques y zapotecas, así como organizaciones sociales del Istmo suscribieron un acuerdo para impedir la actividad minera en toda la región, denominándola “Declaratoria de Zanatepec”, en la que se exhortó a todas las comunidades y actores sociales a unirse por la defensa de la vida, la tierra y el territorio.

Y es que las afectaciones de la explotación minera pueden ser amplias en municipios como Niltepec, Zanatepec, Reforma de Pineda, San Miguel Chimalapa, Ixhuatán, San Francisco del Mar, Ciudad Ixtepec, Unión Hidalgo y Santo Domingo Ingenio, en términos de la contaminación del agua, el suelo y el aire, poniendo en peligro los ríos Ostuta, Novillero, Espítitu Santo y el río de Los Perros.

Grupos ecologistas afirman que las nuevas leyes “impuestas” por el gobierno federal, apuntan “peligrosamente” a la desaparición de la figura del Comisariado de Bienes Comunales, así como a la expropiación de tierras para ser entregadas a empresas extranjeras, con la “excusa” de un beneficio nacional, “lo cual es un falacia” aseguran.

Actualmente la empresa Minaurum tiene una “concesión federal” para extraer minerales de estas tierras hasta el año 2061, por lo que los grupos ecologistas y comuneros están consientes que han ganado una batalla, mas no la guerra.

mineris-istmo-chimalapas-oaxaca

Fuente: IstmoPress