“Estado de sitio” resistencia pacífica a la minera canadiense y a la militarización en Guatemala

“Creo que lo importante es visibilizar un caso que en Guatemala es paradigmático porque es un proyecto que fue más allá de lo minero. Fue un proyecto de tipo contrainsurgente donde operaron inteligencia y contrainteligencia, acciones de tipo militar”.

juicio-tahoe-en-canada2Luis Solano, economista y analista político, autor del libro titulado “Petróleo, Minería y Energía en Guatemala”, se encuentra de gira en varias ciudades canadienses presentando los resultados de una investigación sobre la minera canadiense Tahoe Resources y el gobierno de Guatemala que, según lo expresa, han recurrido a la represión, la criminalización y militarización para silenciar la resistencia al proyecto Escobal.

Esa investigación, “Estado de sitio” resistencia pacífica a la minera canadiense y a la militarización en Guatemala” revela la red de relaciones y tácticas que llevó a la militarización de las comunidades agrícolas en la región donde  opera la compañía.

Desde hace cinco años, las comunidades afectadas por la mina Escobal de Tahoe Resources defienden pacíficamente sus tierras y sus medios de vida. Múltiples plebiscitos se celebraron y más de 55.000 personas en siete municipios votaron en contra de la mina de plata y en contra de los planes de expansión propuestos. A pesar de este claro mensaje, la empresa y el gobierno de Guatemala, tácitamente con el apoyo de la Embajada de Canadá, han seguido imponiendo el proyecto.

 

Qué dicen la minera Tahoe y el gobierno guatemalteco

juicio-tahoe-en-canada1“Las comunidades nunca fueron informadas del proyecto que se estaba implementando allí. Más aún, muchos involucrados de parte de la compañía minera cuando llegaron por primera vez dijeron que lo que estaban haciendo era para otras actividades, nunca dijeron que era un proyecto minero. Luego, ni el gobierno ni la empresa informaron de lo que realmente estaba ocurriendo allí.  Fue hasta que se presentaron estudios de impacto ambiental y que se observan operaciones mineras de exploración que la gente se da cuenta de eso. La minera y el gobierno deciden realizar consultas comunitarias en varias poblaciones que en su 99% habían dicho NO a la minería. Algo que nunca fue tomado en cuenta ni por la empresa ni por el gobierno”. Luis Solano

Las conclusiones a las que llega el periodista de investigación ilustran una tendencia general de aumento de la criminalización de las comunidades afectadas por la actividad minera.

“En la medida que avanza la organización de resistencia pacífica de las comunidades contra la minera, el gobierno y el ejército de Guatemala participan en un plan diseñado conjuntamente con la seguridad privada de Tahoe para comenzar un proceso de criminalización. Me refiero a una serie de hecho que van a ocurrir entre 2011 y 2013, que son capturas ilegales, presentación de testigos falsos, difamación de líderes, persecución penal de muchos de ellos, porque consideran que estas personas, lo que están haciendo más allá de la resistencia pacífica, son acciones violentas. Y se las va a acusar de terrorismo por robo de explosivos a los militares, entre otros. Todo esto ha sido montado y bien planificado, diseñado, por todas esas fuerzas de seguridad gubernamentales y privadas.

Todo ese proceso va en auge, en aumento al punto que llega en 2013 a instaurarse  un estado de sitio para poder contener todo este movimiento que ha amenazado ese proyecto y que ya es considerado en ese momento por el gobierno como proyecto estratégico y de seguridad nacional para proteger el proyecto minero contra aquellos a los que consideraban como terroristas.”

 

El mensaje en Canadá

“La población en general no tiene acceso a este tipo de información. Creo que lo importante es visibilizar un caso que en Guatemala es paradigmático porque es un proyecto que fue más allá de un proyecto minero. Fue un proyecto de tipo contrainsurgente donde operaron inteligencia y contrainteligencia, acciones de tipo militar. Se contrataron empresas de seguridad estadounidenses, con experiencia en guerras en Irak y Afganistán para diseñar un  plan de seguridad, y uno se pregunta por qué. Eso es necesario darlo a conocer”.

Luis Solano está en Canadá del 9 al 13 de noviembre presentando sus conclusiones sobre la militarización de las comunidades que bordean el proyecto minero Escobal, al sureste de Guatemala. Su gira lo lleva por Ottawa, Toronto y Montreal.

Para su trabajo investigativo, contó con el apoyo de Mining Watch Canada y la Plataforma Internacional contra la Impunidad. Después de Canadá, Luis Solano presentará el informe en Ginebra.

Escuchar entrevista aquí

Fuente: Radio Canada