Boletín #11 del Movimiento Amplio por Justicia y Dignidad

Descargar boletín completo .pdf

El MADJ se declara en resistencia permanente y solidaria

MADJ-HondurasA finales de diciembre de 2015, los delegados y delegadas del Movimiento Amplio por la Dignidad y la Justicia (MADJ) llevaron a cabo la 7a Asamblea de esta organización en el departamento de Atlántida, en el marco del Día Internacional de Lucha Contra la Corrupción y del Día Internacional de los Derechos Humanos.

La asamblea fue contundente en su séptima proclama: reafirmó el compromiso de luchar contra la corrupción en todas sus manifestaciones, y aseguró el respeto a la dignidad humana mediante la denuncia permanente de todo acto que la violente. Además, mantiene la resistencia inquebrantable en las comunidades contra cualquier tipo de explotación que continúe empobreciéndolas, y asume el compromiso de contribuir a democratizar todos los espacios de decisión junto a las organizaciones hermanas.

Por ello se aseguró el sostenimiento de núcleos comunitarios y estratégicos para crear propuestas alternativas frente a la realidad política, económica y social del país, así como mantener y fortalecer los núcleos de trabajo en los departamentos de Atlántida, Yoro, Cortés y Santa Bárbara, donde las comunidades sufren los daños producidos por la explotación minera y están expuestas al despojo de sus territorios.

El MADJ y su asamblea asumen el reto político de enfrentar con firmeza la corrupción, impunidad y miseria en la que nos tienen sumidos la clase política corrupta y sus aliados. Y a seguir denunciando y enfrentando a las poderosas empresas que arrasan la riqueza natural, cultural y patrimonial de nuestro país y de las comunidades donde nuestro pueblo vive y trabaja.

El MADJ y las comunidades organizadas se mantienen en resistencia, forjando soberanía, construyendo identidad y autonomía en cada lucha que se emprenda.

 

Persisten amenazas contra integrantes del MADJ

El coordinador del MADJ en el departamento de Atlántida, Wilmer Alexander Ramos Rivera, de 24 años, fue interceptado el pasado 22 de diciembre por tres hombres que cubrían sus rostros con pasamontañas.

Nuestro compañero fue encañonado con armas de fuego, obligado a detener la motocicleta en que se conducía y, bajo amenaza de muerte, fue reducido a la impotencia y privado de su libertad por más de cinco horas.

El hecho se registró en horas de la mañana, en la comunidad El Astillero, municipio de Arizona, departamento de Atlántida. En ese momento, Wilmer Ramos Rivera se dirigía a San Juan Pueblo para transmitir uno de los programas de Radio Dignidad, radio comunitaria del MADJ dedicada a promover la participación comunitaria en la lucha contra la corrupción pública, la defensa de los derechos humanos y, especialmente, la defensa de ríos, bosques y minerales.

Ramos Rivera fue privado de su libertad por cinco horas, tiempo durante el cual sus captores lo interrogaron sobre sus actividades, su destino, sus compañeros y compañeras de organización y, finalmente, le incautaron parte del equipo con el que realiza su trabajo para el MADJ, como cámara fotográfica, celular y agenda, entre otras pertenencias.

Tras cinco horas de detención, Wilmer Ramos fue dejado en libertad. Sin embargo, en declaraciones a Dignidad y Justicia, aseguró que las intimidaciones y amenazas de sus captores continúan, por lo que ahora teme por su vida.

Este hecho se produjo tiempo después de que el MADJ y las comunidades del sector iniciaran procesos de concienciación y resistencia en la zona caribeña de Honduras, defendiendo el territorio y los bienes naturales de este rico territorio.

Estos procesos culminaron con la proclama, hecha por asambleas de ciudadanos y ciudadanas, en las que se declaró a los municipios de San Francisco y Arizona como territorios libres de explotación minera y de proyectos hidroeléctricos.

 

Las amenazas son el pan de cada día

Considerando las constantes amenazas de que son objeto las y los líderes del MADJ en el departamento de Atlántida, el 24 de diciembre de 2103, mediante Resolución 195-2013, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) otorgó medidas cautelares a favor de varios líderes sociales y defensores y defensoras de derechos humanos en dicho departamento; específicamente, de la comunidad Nueva Esperanza y del Patronato Pro Mejoramiento Regional del Sector Florida (PRSF), en el caso identificado como Adonis Romero y Otros.

Sin embargo, estas medidas han sido incumplidas por el Estado de Honduras que, de esta forma, promueve los atentados contra la vida de defensores y defensoras de derechos vinculados al MADJ en esta zona.

Nuestra organización condena esta cobarde agresión y exige al Estado de Honduras que identifique y sancione a los autores intelectuales y materiales de esta nueva violación a los derechos humanos.

Además, que cesen las amenazas y detenciones ilegales contra nuestros compañeros y compañeras comprometidos en la defensa de las comunidades y sus territorios.

Descargar boletín #11 completo .pdf

Boletines anteriores: