Comunicado Madre Tierra Honduras: Repudiamos desalojo violento en empresa campesina de Tutule, La Paz

El día de hoy se llevó a cabo el desalojo contra la empresa campesina 9 de Julio, mismo que se había amenazado desde el 06 de enero de este año. El desalojo fue ejecutado por un despliegue de aproximadamente 300 efectivos entre policía preventiva, militares, cobras, antimotines quienes impulsaron la brutal represión lanzando bombas lacrimógenas y disparando contra los y las campesinos dejando a 4 personas heridas con armas de fuego.

La Juez ejecutora Gledis Oleidi Godoy Cruz ignoró los tres recursos de amparo con suspensión del acto reclamado interpuestos ante la Corte Suprema de Justicia CSJ en Tegucigalpa. Campesinos y campesinas indígenas resultaron heridos ante este hecho que nos llena de consternación.

En tan lamentable hecho resulto herido de bala el compañero Víctor Vásquez miembro del Movimiento Indígena Lenca Independiente de La Paz (MILPAH). Naciones Unidas pudo constatar el uso excesivo de la fuerza irrespetando los estándares mínimos internacionales.

OACNUDH criticó que en el “desalojo forzoso las fuerzas de seguridad portaron armas de fuego y usaron bombas lacrimógenas, incluso hora y media después de que se había logrado el control y la dispersión de los campesinos, hechos verificados por dos Oficiales de Derechos Humanos de nuestra oficina que estaban presentes en el lugar.”

Desde Asociación Madre Tierra, Amigos de la Tierra Honduras, condenamos estos hechos en contra de los campesinos que luchan por su derecho a la tierra, proponiendo como única forma de dialogo la profundización de la violencia y la política represiva por parte del gobierno y sus autoridades en contra de los pueblos que luchan por la tierra y sus territorios.

Nos solidarizamos con todas las familias aglutinadas en la CNTC que después de este hecho violento hoy se encuentran durmiendo en las calles sin un techo, ni comida. También nos solidarizamos con la familia de Víctor Vasquez miembro de MILPAH quien hoy es una de las personas heridas.

Hacemos un llamado a la comunidad nacional e internacional a mantenerse atentos ante estos hechos lamentables ocurridos a quienes hoy ejercen su legítimo derecho a la defensa de sus territorios.

Tegucigalpa, M.D.C., 13 de Enero de 2017