Pronunciamiento de la asamblea anual CONROA contra el extractivismo en Honduras

PRONUNCIAMIENTO CONROA

La Coalición Nacional de Redes Y Organizaciones Ambientales (CONROA), en el marco de su asamblea anual que se desarrolló los días 27 y 28 de febrero del 2017, en el hotel Excélsior de Tegucigalpa, a dos años del asesinato del Líder Indígena JUAN FRANCISCO MARTINEZ y a un año del asesinato de la Compañera BERTA CACERES, se pronuncia de la siguiente manera:

Según datos emanados del Observatorio de Bienes Naturales y Derechos Humanos de CEHPRODEC a diciembre del 2016, existen unas 538 concesiones en todo el país, de estas 267 están en explotación, 188 en exploración y 83 que no se especifica su condición, especialmente en los departamentos de Santa Bárbara, Olancho, Francisco Morazán, Comayagua, El Paraíso entre otros, en la mayoría de los casos estas concesiones han sido otorgadas sin consultar a las poblaciones afectadas.

Todas estas concesiones de minería metálica y no metálica atentan contra el medio ambiente y la salud de las personas en cientos de comunidades del país, en donde las personas se han organizado y han rechazado este tipo de emprendimientos, recibiendo ataques y persecución policial, judicial y en muchos casos se pone en riesgo la vida de los defensores de la tierra y el territorio.

En relación a la generación de energía eléctrica se reporta la existencia de 177 proyectos de generación hidroeléctrica, de los cuales 36 están facturando con la Enee, 17 en construcción, 46 aprobados, 66 en proceso, 11 en estudio y uno, que no se específica, todo lo anterior muestra un gran incremento en relación a los proyectos desarrollados el 2015, este incremento de concesionamiento preocupa mucho, por la generación de conflictos en las comunidades del país, pues se implementan sin dar ningún tipo de información y en la mayoría de los casos violentan el derecho a la consulta de los pueblos .

Actualmente en la CONROA vemos con mucha preocupación la criminalización de líderes y lideresas, por su rol de defensa territorial, tal es el caso de compañeros y compañeras en el municipio de Nacaome Valle aldea el Transito, donde por más de cuatro años varios de sus líderes están criminalizados, simplemente por oponerse a la explotación minera ilegal en su comunidad.

Igual situación enfrentan actualmente los habitantes del municipio de La Unión en el departamento de Olancho, quienes cansados de los abusos de su corporación municipal al permitir la explotación minera artesanal sin consultar al pueblo, se tomaron por más de una semana la Corporación Municipal exigiendo al señor alcalde se respete la voluntad popular que rechaza este tipo de proyectos.

Las comunidades del Departamento de la Paz, después de las denuncias presentadas en medios de comunicación en el informe de Globla Witness se sienten perseguidos y hostigados por sus posicionamientos en contra de este tipo de proyectos que de manera inconsulta se instalan en sus comunidades.

Es por todos estos motivos que la CONROA se pronuncia en contra de la política extractiva del actual gobierno, que criminaliza y persigue a los defensores dela tierra y el territorio.

Exigimos que el Estado hondureño cumpla con el papel que le corresponde y que el destino de los bienes naturales de Honduras, entre ellos el territorio, se discuta en espacios incluyentes en donde las comunidades mismas puedan expresar también su punto de vista, pues son ellas quienes al final sufren todas las consecuencias del extractivismo que hoy los administradores del Estado impulsan como la gran panacea para el desarrollo nacional a costa del empobrecimiento y la muerte de hondureñas y hondureños.

Tegucigalpa 28 de febrero de 2017

No a la Minería en Honduras
No a los proyectos Hidroeléctricos
Justicia para las y los defensores de Derechos Humanos en Honduras