México: indígenas que expulsaron a tiempo la minería de su territorio festeja cinco años de lucha cotidiana

Justino García es un joven originario de Magdalena Teitipac. Cuando la “Minera Plata Real” (subsidiaria de la empresa Sunshine Silver Mining con sede en los Estados Unidos) llegó a su comunidad, el tenía tan solo 5 años de edad, ahora ha cumplido 12 años y ha hecho suya la responsabilidad de defender su territorio contra la minería, él forma parte de la radio comunitaria Teitiradio “Lobadani” que significa en zapoteco “Raíz del Cerro”. Esta radio fue construida como una necesidad de defensa contra la minería. Hoy, la resistencia es cotidiana.

El joven cuenta que desde los cinco años ha guardado los recuerdos de cuando la empresa quizo incursionar en su comunidad. “Mis hermanos, mis amigos y yo teníamos miedo porque llegaron en helicópteros a los cerros, ahora, después de siete años ya no les tenemos miedo, porque no queremos que los extranjeros vengan a explotar nuestras tierras”, cuenta para Avispa Midia el joven radialista, mejor conocido como el tigrillo.

Magdalena Teitipac es pueblo Zapoteco que está ubicado en la región de los valles centrales, en el Estado de Oaxaca. Dicha comunidad se organiza bajo su propio sistema normativo, siendo la asamblea general la máxima autoridad de la comunidad. La propiedad de la tierra en Teitipac es de tipo comunal; en el año de 1975 por resolución presidencial se reconoce como los Bienes Comunales de Magdalena Teitipac. Gran parte de la población se dedica a la agricultura, “somos campesinos, dependemos de la tierra” comparte para Avispa Midia el señor Fernando Martínez, oriundo del pueblo Zapoteca.

 

La expulsión de la empresa

El 6 de septiembre del año 2007 la Dirección General de Regulación Minera otorgó para su explotación, a la empresa Plata Real, la concesión registrada con el numero 230489 y titulada “el doctor”. Los minerales que pretendían extraer son oro y plata en una superficie de 9 mil 653 hectáreas de tierras comunales de Magdalena Teitipac, “no fuimos informados sobre esta decisión, no sabíamos que estaban entregando nuestras tierras” denuncia Martínez.

A inicios del mes de abril del año 2009, el Comisariado de los Bienes Comunales de Magdalena Teitipac, suscribió un convenio dando permiso a la empresa minera “Plata Real” para que pudiera realizar los trabajos de exploración, esto sin el consentimiento de la asamblea de comuneros.

Las acciones del comisariado fueron generando descontento en la población, “en el año 2009, el comisariado terminó su gestión, pero no quería irse. La gente ya estaba molesta por todo lo que había hecho con la minera sin consultar a la asamblea, por lo que decidieron quitarlo de su cargo en octubre de 2010. Esta situación afecto mucho a nuestra organización comunitaria” comparte Don Fernando.

Desde abril de 2009 hasta julio de 2012, según testimonios de la población, la empresa minera realizó 17 perforaciones en el territorio comunal de Magdalena Teitipac, con un diámetro aproximado de 15 centímetros cada uno. Una perforación cercana al Río Dulce produjo su contaminación que generó la muerte de animales de pastoreo. “En el año 2011 nos dimos cuenta que el trabajo de la empresa minera estaba contaminando el río, por eso la comunidad decidió correr a la empresa minera, porque sus trabajos estaban matando a los animales y contaminando el agua” recuerda Don Fernando.

La comunidad se fue organizando en asambleas comunitarias, ahí tomaron las decisiones más importantes, el 23 de febrero de 2013 nombraron al Comité por la Defensa de la Integridad Territorial y Cultural de Magdalena Teitipac, quien dio fuerza a la resistencia contra la minera “Plata Real”. Fue en julio de 2013, que en asamblea general la comunidad de Teitipac determinó expulsar a la empresa minera de sus tierras. “por medio de la asamblea comunitaria formamos un plan para cerrarle el camino a la empresa minera. Cuando la empresa vio nuestra fuerza tuvo que retirarse, se llevaron su maquinaria. También el pueblo quedó afectado y herido” comenta Don Fernando, quien por defender el territorio se enfrentó a 3 cargos inventados en su contra, junto con otros de sus compañeros. En ese mismo año, el 17 de agosto, en sesión de cabildo se declaró que en los bienes comunales de Magdalena Teitipac está prohibido la actividad minera.

 

La fiesta y la lucha

Ya han pasado cinco años desde que el pueblo de Magdalena Teitipac expulsó a la empresa minera “Plata Real” de su territorio y de haber declarado su territorio libre de cualquier actividad minera. En estos cinco años han ido tejiendo estrategias para seguir defendiendo su vida comunitaria. “El comité por la defensa del territorio nació cuando estalló el conflicto con la empresa minera. Hasta hoy seguimos en plan de la resistencia, nuestro trabajo es seguir defendiendo el territorio, preservar la lengua indígena porque es un arma muy poderosa para la resistencia de los pueblos originarios”, señala para Avispa Midia Don Agustín López integrante del comité por la defensa del territorio.

Con el objetivo de seguir defendiendo el territorio ante las amenazas de los proyectos mineros en la región de los valles centrales y en el Estado de Oaxaca, “el viernes 23 de febrero vamos a celebrar los cinco años que estamos en resistencia. Vamos a ratificar en sesión de cabildo abierto a nuestro territorio libre de minería, para que el gobierno sepa que seguimos en lucha, que seguimos en resistencia aquí en Teitipac, y al mismo tiempo, queremos motivar a otras comunidades para tejer alianzas”, comenta para Avispa Midia el comité por la defensa del territorio de Teitipac.

(…)

Fuente: Avispa Midia