2 años sin Berta, seguimos exigiendo justicia

Hoy, 2 de marzo, nos congregaremos de diferentes formas para exigir #JusticiaParaBerta. Hoy tristemente recordamos los 2 años de impunidad de su crimen; los responsables intelectuales de su asesinato no han sido identificados y el caso sigue en un pantano. Ya hemos señalado la cadena de impunidad que va desde los autores materiales a la propia empresa DESA.

Compartimos algunos de los contenidos que se han elaborado para conmemorar a Berta hoy y cada día. Súmate a la acción global: #JusticiaParaBerta, #BertaVive,#COPINHsigue

 

Desde el COPINH: 2 años sin justicia, 2 años de impunidad

El Estado de Honduras pretende doblegar la lucha imparable por la justicia con la captura de autores materiales e intermedios pero no va detrás de las estructuras empresariales y de funcionarios del Estado que persiguieron, criminalizaron, judicializaron y asesinaron a nuestra hermana. Es la misma estructura que reafirma a los grupos de poder en Honduras que siguen reprimiendo a nuestro pueblo e imponiéndose por la fuerza. Leer completo.

 

Desde Otros Mundos Chiapas AC: ¡Exigimos justicia a dos años del asesinato de Berta Cáceres y el intento de asesinato de Gustavo Castro en Honduras!

El 2 de marzo 2016, personas vinculadas a la empresa hondureña Desarrollos Energéticos A.C. (DESA) asesinaron a nuestra hermana Berta Cáceres e intentaron quitarle la vida a nuestro compañero Gustavo Castro en La Esperanza, departamento de Intibucá, Honduras.

Berta Cáceres coordinaba el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), una de las organizaciones sociales más importantes de Honduras,  que admiramos y que este mes cumplirá 25 años de lucha anticapitalista, antipatriarcal y antiracista. La asesinaron tras un largo proceso de hostigamiento y criminalización porque acompañaba la digna y justa resistencia del pueblo indígena Lenca contra la construcción de la represa hidroeléctrica “Agua Zarca” sobre el río Gualcarque. Leer completo.

 

Llegaremos a la justicia verdadera para Berta Cáceres:

Una madrugada, hace dos años en México, recibí la llamada que confirmaba lo que usted tanto nos advirtió: que un día la iban a matar por su lucha. En ese momento supe que teníamos que asumir la búsqueda de justicia con la fuerza con la que usted hubiese luchado. Lo que no sabía era cómo iba a enfrentar a tanta impunidad.

En ese momento hice la maleta, llamé a mis hermanos y salí para Honduras a acompañarme en el dolor con quienes siempre estuvieron a su lado: la gente del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), sus compas. Leer completo.

 

“El riesgo de ser activista en Honduras es aún mayor que cuando Berta Cáceres fue asesinada”:

A veces sus fuerzas también flaquean. Esos momentos en los que incluso los  activistas que dedican su vida a una causa se replantean si de verdad merece la pena dejar tanto por el camino. “Ese instante fue el asesinato de mi madre”, recuerda Laura Zúñiga, una de las hijas de Berta Cáceres, activista hondureña fallecida a tiros por su labor como defensora del medio ambiente. “Nos preguntamos: ¿cuál es el límite? No solo significó perder a una compañera, a una lideresa espectacular, sino el fracaso de muchos mecanismos de seguridad que considerábamos eficaces para protegernos: las redes, los premios, la repercusión mediática… ¿de qué sirve? ¿cuál es el límite del empresariado?” Leer completo.

 

Breve análisis sobre antecedentes y contexto de Honduras desde el golpe de Estado de 2009