La fabricación de la muerte en América Latina

Por Juan Almendares Bonilla

La muerte se fabrica y se programa en una red de relaciones y articulaciones que aún cuando el asesino es un individuo se produce en un contexto histórico, donde las armas son mercancías y la educación, comunicación, el Estado de derecho sin derechos es violento. En el siglo XXI vivimos en la violencia más extrema del capitalismo: el neoliberalismo, que se fundamenta en el racismo (considerar al otro u otra inferior), el patriarcado, la opresión de clase de género, la exclusión y desigualdad social o sea la acumulación capitalista por desposesión de cuerpos, mentes, vidas, culturas y territorios el desplazamiento forzado de las comunidades o sea la guerra total contra la vida y dignidad histórica y cultural de los pueblos. Necesitamos unir las luchas de mujeres, hombres y pueblos que hacen la historia para construir la paz con justicia social, climática y planetaria.

El día 9 de marzo fueron fuertemente reprimidos miembros del Frente Unido de Pueblos en Defensa de La Laguna. La Chemours Company pretende producir 65 mil toneladas de cianuro de sodio que contaminará la región. Ejidatarios son reprimidos y varios detenidos

El Frente Unido de Pueblos de La Laguna en Defensa del Territorio pidió detener la represión en contra de quienes se oponen a la instalación de una planta de cianuro de sodio en los ejidos Pueblo Nuevo El Siete, La Aurora y Las Américas.

La salud es un rasgo esencial de la vida y estar sano es estar completo no solo como individuos aislados ni tampoco fragmentados los cuerpos y mentes. La salud es la totalidad dialéctica de las relaciones metabólicas, psicosociales y de intercambio sociedad/naturaleza en el proceso evolutivo e histórico de seres humanos y todos los seres vivos del planeta. Es inseparable de la vida material cultural y espiritual y por lo tanto de las relaciones económicas y políticas. En consecuencia el mayor fabricante de la enfermad, la muerte y destrucción ambiental es el capitalismo sea en cualesquiera de sus formas: mercantil, agroindustrial, extractivista, financiera, acumulación ampliada o por desposesión.

Se partirá de algunas preguntas sencillas cuyas respuestas son complejas. ¿Por qué construir una planta industrial de cianuro en México? Uno de los venenos más mortales de la humanidad y ¿por qué esta empresa estadounidense no lo hace en su país?

No se instala esta empresa por ser una industria potencialmente mortal. No basta un muro para impedir el paso de mexicanos o centroamericanos por la frontera con EUA o inventar el pretexto del narcotráfico para justificar la guerra contra nuestros pueblos.

El racismo está presente en los tratados comerciales desiguales internacionales que incrementan la explotación minera a cielo abierto que mediante las lagunas de cianuro extraen el oro, plata y otros metales tales como el plomo que matan a nuestros niños y niñas en el vientre de las madres y cuando sobreviven sufren limitaciones en el desarrollo cerebral.

Este proceso extractivista es intensivo a bajo costo y alta contaminación. Sin embargo requiere elevado consumo de energía eléctrica para el proceso de producción, lo cual se ha acompañado de un aumento acelerado de represas hidroeléctricas que agravan los cambios climáticos producen más enfermedades y muertes. Los gobiernos criminalizan la protesta en nombre del desarrollo y el crecimiento económico.

Una planta industrial de cianuro en México es un indicador de la proliferación de otras plantas en América Latina. Es también la nefasta señal de la barbarie represiva policial militar contra la justa lucha de los pueblos.

Estamos unidos y solidarios con REMA, Otros Mundos, M4, las organizaciones Ambientalistas y populares e intelectuales de México, Amigos de la Tierra de America Latina (ATALC), Amigos de la Tierra Internacional(ATI) y Movimiento Madre Tierra Honduras contra la fabricación de la muerte y la emancipación de America Latina.