Las Consecuencias de la Impunidad del Gobierno Federal y Estatal en Chihuahua

18 de junio de 2018

Ramón Hernández Nevárez y su hijo Anselmo Hernández Andujo, defensores de la vida, del territorio y del agua, fueron asesinados en el municipio de Namiquipa, Chihuahua, a pesar de los múltiples llamados y denuncias realizadas ante el gobierno federal y estatal, sobre las amenazas contra la vida, que ellos, y otros integrantes del Barzon -agrupación a la cual pertenecían-, han recibido por parte del grupo que encabeza Joel Francisco LeBarón Soto.

El asesinato de ambos no es un hecho aislado, porque los habitantes de la zona llevan años realizando denuncias contra “Los LeBarón”, la Policía Estatal Única, la Policía Federal, Conagua, Profepa, quienes de forma recurrente, han apoyado los actos delictivos, que en el ámbito de las facultades de cada institución, “Los LeBarón” han cometido.

Despojo de tierras, acaparamiento y sobreexplotación del agua, intimidación, amenazas y asesinatos son consecuencia de la impunidad que reina en el estado y que se confabula también con el gobierno federal.

Hacemos un fuerte llamado al gobierno estatal encabezado por el gobernador Javier Corral Jurado, para que proteja de inmediato al resto de la población y del Barzón que se encuentra amenazada por “Los LeBaron”, y llame a la rendición de cuentas a los actores materiales e intelectuales responsables de esta nueva afrenta contra los defensores de la vida.

Exigimos la destitución inmediata de Roberto Ramírez de la Parra, Director General de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y Guillermo Haro Bélchez, titular de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), por proteger intereses particulares y desobedecer y desdeñar su principal función que se refiere a inspeccionar y vigilar el despojo de los bienes naturales de los mexicanos, así como también exigimos sancionar, penalmente y clausurar de forma definitiva, las obras hidráulicas ilegales que son uno de los elementos que han incrementado la confrontación, y en consecuencia, cada día se pone en riesgo la vida de otras y otros integrantes de El Barzón y de la población vecina que vive y acompaña esta problemática.

REMA lamenta profundamente el asesinato de Ramón y Anselmo, y nos solidarizamos con su familia y con sus compañeros del Barzón, a quienes les enviamos un abrazo fraterno.

RED MEXICANA DE AFECTADOS POR LA MINERÍA