Paraguay: Pobladores del Ybyturuzú se preparan para resistir la megaminería

Con mucha preocupación los pobladores y pobladoras de los diferentes distritos y compañías cercanas a la Cordillera del Ybytyruzú se preparan para resistir al avance de la explotación minera que se pretende realizar en la zona. Las comunidades de Pireca y Yroysa, del Distrito de Independencia, serían las primeras afectadas debido a concesiones otorgadas para la prospección y exploración de minerales que luego daría paso a la explotación propiamente dicha.

Según revelaron los vecinos y vecinas de la zona, dos propiedades dentro de las comunidades mencionadas, ya cuentan con autorización de la SEAM y el MOPC para realizar exploraciones mineras en el lugar, lo que generaría un grave problema socioambiental ya que estos lugares son colindantes con la Reserva de Recursos Manejados de la Cordillera del Ybytyruzú. Ambas propiedades cuentan con 10 hectáreas y serían la puerta de entrada para las grandes corporaciones mineras.

Esmelda Benítez Vera es la propietaria de uno de los inmuebles en cuestión, ubicado en la zona denominada Pireca. El propio Relatorio de Impacto Ambiental presentado por Benítez ante la SEAM reconoce los riesgos de la actividad minera en el lugar y señala que la inversión será millonaria, unos 23 mil dólares por año, sin embargo la pobladora es de origen humilde por lo que la sospecha de los vecinos se fundamenta en que en realidad sería una importante empresa minera la que realizaría la inversión usando como “prestanombre” a la señora Esmelda.

La otra propiedad pertenece a Tomás Américo Ramírez, quien fija residencia en Luque pero que ya tendría otras inversiones mineras en la zona de Paso Yobai. El mencionado es además miembro de la Seccional Colorada Nº 3 de Luque y fue senador suplente del partido colorado. En este caso el proceso ha avanzado hasta el punto en que ya se encuentra en el senado el Proyecto de Ley que Aprueba el Contrato de Concesión entre Tomás Américo Ramírez y el Ministerio de Obras Públicas para la explotación minera de la propiedad.

Ante esta situación los pobladores y algunas autoridades de la zona aseguraron que están dispuestos a resistir al avance de la minería y que no permitirán que ingresen a la zona maquinarias que sean utilizadas para esta actividad. Señalan que en el lugar existen disposiciones municipales que prohíben la explotación minera e incluso aseguran que la comunidad de Pireca se encuentra comprendida dentro de la Reserva de Recursos Manejados de Ybytyruzú donde no deberían otorgarse licencias para la explotación minera, denuncian la complicidad de autoridades nacionales con las mineras y aseguran que el ingreso de la minería al lugar podría desatar una “catástrofe ambiental”.

A decir de los miembros de la Asociación Ecológica Ybytyruzú, una de las organizaciones vecinales que se oponen a la minería en el lugar, de instalarse la explotación minera en la zona se generaría una catástrofe ambiental ya que se verían afectadas las abundantes fuentes de agua de las que se surten los pobladores, estarían amenazados también los atractivos turísticos y ecológicos del lugar y principalmente la salud de los pobladores.

Las actividades de exploración y explotación de minerales traen consigo graves impactos al medioambiente, el uso de maquinarias pesadas, la deforestación y la afectación de la fauna son consecuencias directas e inmediatas de la minería a cielo abierto como se plantea realizar en Independencia. Además de esto la explotación de minerales requiere el uso de potentes tóxicos que afectan la salud humana y la calidad del agua tanto superficial como subterránea en los lugares donde se realizan.

A estas dos propiedades se suma el enorme territorio que posee UrAmérica, una de las grandes empresas interesadas en la explotación minera en la zona del Ybyturuzú, empresa de capital transnacional y de origen ruso, recientemente instalada en la Provincia de Chubut, Argentina, generando preocupación en la comunidad. En Paraguay esta empresa controla el 100% de los derechos de tres permisos de exploración en la cuenca del Paraná (dos a través de Joint Venture con Ita Pora Mining S.A. y Minera Mbujapeju S.A.), que han sido presentadas y están a la espera de la concesión. Los tres bloques abarcan 229.205 hectáreas, dentro de los Departamentos de Itapúa, Guairá y Caazapá.

Según indica la web de la empresa UrAmérica, la propiedad ubicada en el Departamento de Guairá se halla en una etapa de pre-desarrollo mientras “las otras dos propiedades se encuentran en una etapa más avanzada de exploración, con el desarrollo de trabajos de exploración regional extensivos y reconocimiento a escala de perforación, llevado a cabo por el predecesor de UrAmérica”.

El Catastro Minero del Viceministerio de Minas y Energías, muestra claramente cómo la propiedad de UrAmérica se encuentra dentro del Área de protegida de la Cordillera del Ybytyruzú. A pesar de esto el pedido de permiso para la explotación minera en el lugar ya ha obtenido un dictamen favorable del Comité de Evaluación de dicha cartera de Estado, lo que justifica aún más la preocupación de los vecinos y vecinas de la zona. El referido catastro muestra también que la Cordillera del Ybytyruzú se encuentra rodeada de propiedades que han solicitado permisos para la explotación minera, por lo que el riesgo de que esta actividad se extienda afectando la Reserva está latente.

Fuente: Resumen Latinoamericano