Carta a ONG’s amigas y Centros de Derechos Humanos que apoyan la defensa de los territorios, en relación al instrumento de las consultas

Estimadas y estimados amigos de Ong´s y Centros de Derechos Humanos con quienes compartimos luchas en contra del modelo extractivo y acompañan pueblos que defienden su territorio

Ciudad de Guatemala, a 17 de noviembre de 2018

Los días 15, 16 y 17 de noviembre de este 2018, las y los integrantes del M4 nos concentramos en Cd. Guatemala para analizar, reflexionar y tomar decisiones relacionadas con el Convenio 169 de la OIT, la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas y el uso manipulado que desde los gobiernos, sucede durante la instrumentación de las Consultas (C) y del Consentimiento Previo, Libre e Informado (CPLI). Analizamos la situación de implementación que ha y está sucediendo en toda la región a través de leyes, reglamentos, protocolos y manuales de actuación que todos los gobiernos de la región están utilizando en mayor o menor medida, pero en una franca oleada de crecimiento que está resultando contraproducente y violatorio de los principios fundamentales que ambos mecanismos de una u otra forma ponderan.

Nuestro análisis se apoyó fundamentalmente en compartir las experiencias que hemos tenido al respecto, todas y todos los hermanos desde Canadá hasta Perú. Discutimos arduamente sobre nuestras reivindicaciones, las cuales, desde hace por lo menos 20 años, justificaban nuestra actuación en la solicitud del reclamo sobre la violación de ese derecho, recurrentemente violentado por el modelo extractivo capitalista.

En la diversidad de nuestras experiencias encontramos un común denominador: hay una abierta manipulación de ambos instrumentos, que le han generado una involución de lo que antes, desde la buena fe, estaban destinados a garantizar la protección de nuestros pueblos, sin embargo, ahora son utilizados para legitimar el despojo y el desplazamiento forzado ocasionado por quienes pretenden apropiarse de nuestros bienes naturales, a través de imponer esa falsa premisa que denominan progreso y desarrollo, pero que en realidad atenta contra la vida.

El capitalismo nuevamente ha encontrado la forma para adaptarse a los retos que todos los pueblos y las luchas de América en defensa del territorio, les hemos interpuesto. En ese contexto, hemos decidido, a partir de esta fecha, ejercer el derecho a fortalecer nuestros propios procedimientos para tomar decisiones sobre aquellas cosas que son trascendentales para nuestra vida y dejar de invocar y exigir, lo definido en el 169 de la OIT y en la Declaratoria de la Naciones Unidas.

Discutimos sobre las contradicciones de nuestras prácticas, pues no pocos de nosotros llevamos años invocando se nos consulte o se defina nuestro consentimiento. También revisamos los procesos en donde los gobiernos han “abierto las puertas” para que varios participáramos en la construcción de este tipo de mecanismos, incluyendo la férrea solicitud de su implementación considerando los más altos estándares internacionales. Reconocemos que nos hemos equivocado, pero también reconocemos que en el camino hemos generado nuestros propios procedimientos de autoconsulta.

En ese contexto, a esta carta adjuntamos nuestro posicionamiento político a la vez que esperemos pronto nos encontremos en los lugares en donde coincidimos en la defensa del territorio, para platicar y encontrar una salida política y armónica al respecto, sobre todo con quienes sabemos trabajan en procesos de incidencia, diseño e implementación de procedimientos, leyes y reglamentos relacionados con la C y el CPLI, pero que hoy de facto, con este nuevo quehacer del M4, hace que tengamos una actuación más radical en contra del modelo extractivo y, por lo tanto, se hace necesaria una invitación a que reflexionen sobre su quehacer al respecto, de modo que nuestras posiciones sean corresponsables, para que juntos contrarrestemos todo lo negativo de este modelo depredador capitalista.

Desde Guatemala reciban un abrazo fraterno de todas y todos nosotros, esperando pronto, encontrarnos para dirimir esto que hoy es significativamente importante.

¡DE PERÚ A CANADÁ… LA CONSULTA REGLAMENTADA NO VA!

Fraternalmente,

MOVIMIENTO MESOAMERICANO EN CONTRA DEL MODELO EXTRACTIVO MINERO -M4-