San Nicolás y Nuevo Celilac los primeros municipios declarados verdes: libres de extractivismo en Honduras

La sombra del centenario árbol de anacahuite, que ha sido parte de la vida del municipio de San Nicolás, en el departamento de Santa Bárbara, fue escenario de una decisión histórica tomada por la ciudadanía y las autoridades locales de San Nicolás y Nuevo Celilac; declararse municipios Verdes, libres de proyectos extractivistas.

Con los primeros rayos del sol fueron bajando poco a poco de las montañas, decenas de ciudadanos y ciudadanas. El Anacahuite, que este año está resentido por la contaminación y el impacto de la sequía, y que ha tardado en echar nuevo follaje, fue el punto de reunión para las comunidades.

 

Alcance de la declaratoria

Carmen Alicia Paz, alcaldesa de San Nicolás, explica que en diciembre del 2018 llegó una notificación hasta la alcaldía de parte de la empresa “Corporación Golden Asia. S.A”, asegurando que tienen la intención de presentar una solicitud de concesión minera metálica denominada “Cruz Grande”, misma que se ubicaría en la zona de Atima, Santa Bárbara, pero que tendría influencia sobre San Nicolás y Nuevo Celilac.

La alcaldesa detalla que hasta la municipalidad llegó un enviado de la empresa; “ese día se reunía la corporación municipal, y giré instrucciones al secretario que no diera por recibida la notificación, que lo invitara a quedarse para acompañar la sesión y exponer su proyecto frente al pleno, sin embargo, a pesar que lo esperamos nunca llegó. El tema por su importancia no era solo de hablarlo con la alcaldesa, sino con toda la corporación y ciudadanía. En ese sentido vamos a tener que plantarnos bien, frente a las tentaciones económicas que seguramente harán”, señaló.

La declaratoria de “Municipios Verdes, Libres de extractivismo es amplia. Carmen Alicia Paz asegura que la declaratoria es amplia, abarca que las fuentes de agua queden para consumo humano, no permitir la minería e hidroeléctricas, fomentar prácticas de siembra amigables con el ambiente, declarar una veda forestal y animal, generación de políticas de tratamiento de aguas mieles, campañas de reforestación masiva, oxigenación de suelos ganaderos y todo lo que atente contra el ambiente y la vida.

Por su parte, Teodolinda, Anderson, alcaldesa de Nuevo Celilac, expresa que están dispuestos como municipio a llegar hasta las últimas instancias por defender el agua y ambiente en su municipio.

“Esta es una lucha por la vida, en la que todos los municipios tenemos que hacernos un solo nudo. No podemos enfrentar estas grandes empresas, luchando solos. Es necesario unir esfuerzos y esa lección estamos dando con el cabildo mancomunado”, señaló.

 

Las comunidades

Aunque las autoridades municipales han sido categóricas en rechazar los proyectos extractivos, los principales autores de este tipo de ejercicios soberanos son las comunidades.

Don Humberto Perdomo, líder de la comunidad San Isidro el Pacayal, expresa que ellos como comunidades tienen claridad sobre el significado de las instalaciones de mineras en la zona. En ese sentido, aunque ya se realizó la declaratoria, seguirán trabajando en la conciencia y organización de la ciudadanía en torno a la defensa de la vida.

Bella Esperanza Guzmán, lideresa de la comunidad La Cuchilla, comentó que ahora mismo las comunidades están en alerta porque se ha escaseado el agua, en ese sentido, permitir proyectos que atenten contra el ambiente significaría la muerte para las poblaciones.

 

Departamento amenazado

Santa Bárbara por su riqueza natural es uno de los departamentos mayormente amenazados. Es una amenaza diversa; la escasez del agua producto del cambio climático, los impactos del verano prolongado en la agricultura, las mineras e hidroeléctricas que ya están instaladas en varios municipios, el disparo de la explotación forestal, con el pretexto que son zonas afectadas por el gorgojo.

El departamento tiene alrededor de 96 concesiones mineras aprobadas, pero existen al menos 300 en solicitud. El mapeo geográfico de concesiones mineras es alto, es el departamento con mas concesiones mineras en el país.

Existen al menos 32 concesiones de ríos para la construcción de Hidroeléctricas. Algunas de mayor proporción como el proyecto hidroeléctrico “El Tornillito”, que será, según las comunidades, el segundo proyecto hidroeléctrico más grande del país, después del Cajón.

Frente a esa amenaza, las comunidades de estos dos municipios del occidente salen al paso, declarándose municipios verdes, de cara a la protección de la casa común.

Fuente: Radio Progreso