En Honduras, comunidades denuncian reglamentación de consulta indígena para favorecer despojo de territorios

El 23 de enero, integrantes de comunidades indígenas y negras de Honduras realizaron un acto de protesta en las afueras del Congreso Nacional en Tegucigalpa para mostrar su repúdio al proyecto de Ley de Consulta Libre, Previa e Informada (CLPI) presentado recientemente por el diputado Óscar Nájera.

Decenas de integrantes de la Coordinadora Nacional de Mujeres Indígenas y Negras de Honduras (CONAMINH), el Observatorio de Derechos Humanos de los Pueblos Indígenas y Negros de Honduras (ODHPINH), el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH) y la Organización Fraternal Negra Hondureña (OFRANEH), respondieron al llamado de diversos pueblos indígenas para expresar su rechazo a la también conocida como Ley Nájera.

El 15 de enero pasado, el diputado Nájera anunció la construcción de un nuevo proyecto de Ley de Consulta el cual ha sido catalogado por las organizaciones indígenas y negras de Honduras como lesivo para el derecho de autodeterminación de los pueblos y el respeto por la soberanía sobre sus territorios.

De acuerdo a integrantes del COPINH, dicha ley “no permite el derecho a veto y si no hay un consenso entre lxs miembrxs de las comunidades, permite a la autoridad del Estado tomar la decisión final sin escuchar lo que deciden los pueblos indígenas”.

“Hemos iniciado la socialización de la consulta con el 100% de la convocatoria. Por primera vez en la historia hemos llegado a un consenso de abrazarnos todos juntos por el bien de Honduras. Para toda la hermandad, unidad, humildad y para el desarrollo de estos pueblos olvidados y marginados. Hoy llego la hora, llegó el momento de estos 10 pueblos indígenas”, declaró el congresista Nájera, quien ha sido señalado por la OFRANEH como uno de los responsables del despojo de tierras contra comunidades garífunas.

Según declaraciones de OFRANEH, “lo que anuncia el diputado Nájera es una trampa para los pueblos indígenas que pretende reiniciar un proceso de reglamentación de la CPLI que viene respaldada del interés empresarial y no de los pueblos indígenas”.

Para Miriam Miranda, coordinadora general de la OFRANEH, dicha ley está impulsada por una de las personas que violenta los derechos de los pueblos garífunas, pues Óscar Nájera está acusado de acaparar tierras de comunidades garífunas.

“Él está diciendo que quiere respetar y apoyar a los pueblos indígenas. Es hipócrita, porque él mismo está violentando los derechos de los pueblos indígenas. Vayan a preguntarle a la gente de Santa Rosa del Aguán lo que hizo Nájera de desviar un río para sembrar palma africana”, denunció Miranda.

“Vamos a prepararnos en nuestros territorios para parar una ley nefasta como esta con la que nos quieren entregar a los organismos internacionales, a las empresas y a los mismos empresarios hondureños que están quitando tierras”, recalcó la coordinadora de la OFRANEH quien considera la propuesta de ley como una traición del Congreso para entregar el futuro de los pueblos indígenas.

 

Saqueo de los territorios

Para la coordinadora general del COPINH, Berta Zúñiga, la razón para participar en la protesta contra la Ley Nájera responde a la necesidad de proteger uno de los pocos derechos reconocidos internacionalmente que en algunos casos ha posibilitado la defensa de los territorios indígenas, pues de lo contrario, “lo que sucedería es darle entrada libre a los proyectos extractivos y de saqueo que es el objetivo de este gobierno”

“Lo que se hizo el 15 de enero en este Congreso Nacional, liderado por el diputado Óscar Nájera, es una farsa, porque los pueblos indígenas no estamos avalando ningún proyecto de ley que nazca de este Congreso espurio y que tenga las intenciones de flexibilizar la entrada de proyectos extractivos y de saqueo en los territorios de los pueblos indígenas”, manifestó Zúñiga durante la movilización en las afueras del Congreso donde recalcó que “esta ley es un insulto y es escupir a la memoria de Berta Cáceres”.

Por su parte, Catalina Hernández, coordinadora de las mujeres del COPINH denunció la participación “de personas que se dicen ser indígenas que dicen estar de acuerdo con esta ley y eso es una mentira. Los pueblos indígenas estamos en contra de la ley. Es una farsa. Nosotros vamos a estar defendiendo nuestro territorio hasta las últimas consecuencias”.

Al mismo tiempo que denunció la falsa representatividad de los participantes de la Comisión Especial para la construcción de la Ley Nájera, Hernández también destacó que las organizaciones indígenas y negras de Honduras también han elaborado un proyecto de ley que se diferencia de la propuesta gubernamental debido a que pone el foco en la defensa de los derechos de los pueblos.

Fuente: Avispa Midia