OPERACIÓN ENCUBIERTA 2: Impunidad de Goldcorp en Honduras. Se ocultó evidencia de aguas ácidas en el Valle de Siria

Derechos en Accion – November 24, 2011
La Tribuna, 14 noviembre, 2011

OPERACIÓN ENCUBIERTA #2

TEGUCIGALPA.- Expertos británicos en drenaje y ácido de minas realizaron una investigación para la Agencia Católica para el Desarrollo de Ultramar del Reino Unido (CAFOD), con sede en Londres, descubrieron documentos oficiales que demostraban la contaminación de aguas causada por la empresa Minerales Entremares de Honduras, perteneciente a la compañía de explotación minera canadiense: Goldcorp.

La compañía tiene que comprometerse a un monitoreo del sitio a largo plazo para prevenir que el drenaje ácido de mina y los problemas de erosión vuelvan a ocurrir en el futuro.

Según los especialistas británicos, que fueron acompañados en su investigación por contraparte hondureña, perteneciente a Caritas de Tegucigalpa, los resultados de los análisis de agua realizados por las autoridades de la Dirección Ejecutiva de Fomento a la Minería (Defomin), deberían haber requerido la actuación inmediata del gobierno y de la compañía, pero al contrario, la evidencia de la alta acidez y concentraciones de metales pesados fue ocultada o encubierta por parte de Defomin.

Lo anterior se revela en el documento que circula en la página web de CAFOD (www.cafod.org.uk), denominado “Honduras: Evidence of severe water contamination at Goldcorp mine”, el cual señala que en el mes de junio del 2009 se realizó una investigación por parte de la CAFOD y Caritas de Tegucigalpa, en apoyo a la Fiscalía del Ambiente de Honduras.

Durante las investigaciones, se descubrieron documentos oficiales que demostraban la contaminación de aguas causada por la empresa Minerales Entremares de Honduras. CAFOD y Caritas Tegucigalpa han entregado la evidencia de la contaminación por Goldcorp a la Fiscalía del Ambiente en Honduras y durante los últimos 7 meses han estado a la espera de que las autoridades de dicha instancia procedan a deducir las responsabilidades civiles y penales a quienes por acción u omisión tienen responsabilidad en este delito.

El informe revela la presencia de aguas ácidas en dos sitios que alcanzaron niveles de Ph entre 2.5. y 3, que es típicamente muy perjudicial para la biología de las quebradas.

Así como altos niveles de cadmio, cobre y hierro. Todo esto es consistente con una denuncia presentada al Comité Ambiental del valle de Siria a la Fiscalía del Ambiente de Honduras el 24 de septiembre del 2008, sobre la decoloración del agua que fluía de las corrientes que se originan dentro del perímetro de la mina.

El documento divulgado por CAFOD indica que además los miembros de la comunidad denunciaron que el agua era de un color rojizo: y emanaba un fuerte olor a sulfuro, lo cual evidencia que el agua contaminada del perímetro de la mina había entrado a las quebradas utilizadas por la población del valle de Siria con fines domésticos y agrícolas.

ELEVADAS CONCENTRACIONES

Según el documento, en la inspección al sitio de la mina en el valle de Siria, en junio del 2009, los expertos Adan Jarvis y Jaime Amezaga, de la Universidad de Newcastle, observaron inequívoca evidencia, que en el pasado, las concentraciones elevadas de hierro habían fluido abajo del Tajo Palo Alto.

Además, los expertos observaron que el personal de la mina había tomado medidas temporales para intentar prevenir sucesos futuros y estaban proponiendo otras medidas, pero a pesar de esto la gerencia de Goldcorp continúa negándose a admitir que el sitio había causado la contaminación de aguas.

Al respecto el experto internacional en administración de aguas de mina, Paul Younger, quien a solicitud de CAFOD hizo una revisión inicial del plan de cierre de la mina de Goldcorp y logró documentar evidencia del drenaje de la mina durante una visita anterior al valle de Siria, manifestó: “a pesar de toda la evidencia sobre el drenaje ácido que sale de la mina, la compañía ha negado, a través de un programa de televisión en vivo, ser la responsable de la contaminación, posición que además de ser exasperante no le hace ningún favor a la compañía misma”.

“Si Goldcorp fuera honesta sobre los problemas que se han encontrado en la mina San Martín, los observadores independientes podrían tener algún grado de confianza en que los pasos que se están dando para buscar soluciones a esta problemática van a funcionar, pero cuando niegan todo lo que han hecho, no existe la posibilidad de solucionar la situación y simplemente abandonan los lugares minados”, agregó el especialista en la temática, con más de 25 años de experiencia en investigaciones sobre drenaje ácido de minas.

Según los expertos, la compañía tiene que comprometerse a un monitoreo del sitio a largo plazo para prevenir que el drenaje ácido de mina y los problemas de erosión vuelvan a ocurrir en el futuro. Para eliminar de raíz el problema se requiere de una inversión considerable, por ahora solo se están tomando paliativos