Costa Rica: Empresa minera la emprende contra Ley que prohíbe minería metálica a cielo abierto

Fuente: Carlos Salazar Fernández
elpais.cr
San José, 20 jun (elpais.cr) – El  alto ejecutivo de la empresa británica Ascot Mining, Franz Ulloa, presidente de la Cámara Costarricense de Mineros, presentó una Acción de Inconstitucionalidad contra la prohibición de la minería metálica a cielo abierto.

De acuerdo con el Expediente 12-006179-0007-CO, la Acción va dirigida contra los artículos 8 Bis, 65 Inciso F) del Código de Minería y el Transitorio V de la Ley 8964. La Sala le dio trámite el 11 de junio anterior.

Las normas se impugnan porque disponen no otorgar permisos, ni concesiones para actividades exploración y explotación de minería metálica a cielo abierto, y que las existentes no serán renovadas o prorrogadas.

La Asamblea Legislativa aprobó en noviembre anterior reformas al Código de Minería, donde se prohíbe la explotación de metales cielo abierto.

Ulloa, -quien destacó como asesor de la colapsada mina Bellavista, Ejecutivo de Ascot Mining, que explota mina Chassoul en San Ramón, y con intereses en Tres Hermanos y El Recio en Abangares, ha sido consultor de Infinito Gold en Crucitas-, sostiene que el Artículo 8 Bis es contrario al principio de interdicción de la arbitrariedad consagrada en el Artículo 33 de la Constitución Política.

Agrega que la Asamblea Legislativa, so pretexto de perseguir fines políticos, lo que hizo al introducir esta norma fue perjudicar a dos determinadas empresas “de manera arbitraria”.

En su alegato, Ulloa expone que no existe ninguna razón ambiental, ni técnica para realizar la prohibición, “toda vez que al ser la minería a cielo abierto realizada por empresas especializadas en la materia y de conformidad con estándares internacionales rigurosos”, supuestamente “produce menor impacto ambiental que la explotación artesanal de canteras”, que abundan en Costa Rica.

Además, el presidente de los mineros de Costa Rica critica el uso del término generalizado “minería metálica a cielo abierto”, y explica que al referirse a esa actividad se refiere únicamente al hecho físico de si la mina “tiene techo o no techo”.

Ulloa sostiene que es peligros generalizar el término “minería metálica”, ya que incluso las calizas explotadas por las cementeras tienen componentes metálicos que las hacen caer en esa categoría.

El minero aseveró también que la eliminación de la minería metálica a cielo abierto producirá una catástrofe, ya que el 90% de todos los materiales utilizados por el ser humano provienen de esa actividad

Como ejemplo, citó el cemento, la arena, piedra, cerámica, hierro, oro magnesio y el aluminio, entre otros.

Ulloa manifiesta que no existe ninguna justificación técnica o científica para proceder a la eliminación de esta actividad, y resalta la importancia de la actividad minera metálica en el mundo, la que considera una de las bases de la existencia humana.

Por otro lado, explica que con los supuestos avances tecnológicos que se han registrado en la construcción de maquinaria y equipos, la minería a cielo abierto se ha convertido en el método de extracción más favorable para los minerales superficiales y de baja producción de metal.

En su alegato, Ulloa sostiene las norma objetadas dan un trato desigual, injusto y discriminatorio, “que conlleva una inseguridad y desprotección de las inversiones que empresas canadiense han realizado en Costa Rica hasta la fecha”.

Finalmente, sostiene que la normativa impugnada viola el Artículo 46 de la Constitución, ya que le introduce limitaciones no consentidas por el ordenamiento jurídico al ejercicio de una actividad empresarial licita.