En Corto

Según vocero de las empresas mineras, opositores en Baja California Sur serían insensibles, incultos y defensores de privilegios

Por Carlos González Muñoz

 

He aquí un capítulo más de la guerra que en contra de nuestro planeta han desatado la codicia y quienes van por el oro que descansa en las entrañas de la sierra de La Laguna:

José Martínez Gómez, presidente nacional de la Asociación de Ingenieros de Minas, Metalurgistas y Geólogos de México, A.C., vocero de facto del empresariado nacional y extranjero en la materia, estuvo en la entidad el pasado fin de semana y calificó de “insensibles” y defensores de privilegios a pobladores y autoridades que en Baja California Sur se oponen a la autorización de proyectos de explotación minera basados en la utilización del cianuro, como es el caso de minera La Pitalla, al reclamarles a estos funcionarios “homologar criterios” cuando autoricen explotaciones mineras a cielo abierto porque, según él, “con todo y lo bello que es Baja California Sur no hay algo que la diferencie del resto del país”, llamando a terminar, dijo, con el trato privilegiado de que ha sido objeto Baja California Sur por parte de la federación al trascender el rechazo que la Semarnat extendió recientementea esa minera.

También se dijo decepcionado del pueblo sudcaliforniano porque creyó, dijo, que “tenía una cultura suficiente para entender los beneficios que implica esta industria y no es así”, por lo que anunció se incrementará la propaganda a favor de la actividad minera “entre la población pero también entre los gobernantes”, advirtió.

En la lógica depredadora de este profesional, además de exigir que el saqueo de recursos naturales se extienda a todos los rincones de la Patria, incluido Baja California Sur, la entidad menos contaminada y expoliada por el capitalismo en nuestro país –hasta el momento-, el líder de los ingenieros metalurgistas se dijo sorprendido de que tanto autoridades como la población “desconozcan los beneficios que implica esta industria”, a quien calificó de ser una actividad responsable y limpia, rechazando que el uso del cianuro sea un peligro para el hombre y la naturaleza.

¿A quién trata de convencer este gerente de trasnacionales con afirmaciones sacadas de la manga?, ¿por qué viene a decir lo que dijo en estos momentos, cuando a minera La Pitalla se le acaba de rechazar la Manifestación de Impacto Ambiental?

Como es ya costumbre entre quienes defienden los intereses de este tipo de empresas, destacando entre ellos el actual presidente nacional de los ingenieros en minas, detrás de los opositores a las minerías a cielo abierto estarían, dice, otro tipo de intereses distintos a los meramente ambientalistas, como si eso fuera un delito.

¿Acaso no lo sabe?, ¿desconoce que detrás de estos grupos ambientalistas están y coinciden amplios y diversos sectores de la sociedad sudcaliforniana, a quienes se les ha visto participar activa y alegremente en marchas y concentraciones en contra de las mineras a cielo abierto?

Ahí están los miles de niños y jóvenes, estudiantes, comerciantes y pobladores de los municipios de La Paz y de Los Cabos, extranjeros que residen en ambos municipios, empresarios del turismo, profesionistas, amas de casa, académicos, investigadores, etcétera, es decir, en Baja California Sur existe un bloque opositor lo suficientemente fuerte y organizado que ha detenido –hasta el momento- los planes de expansión de este tipo de minerías en la media península… pero van a insistir y recursos, entrevistas, sillas de ruedas , becas y “visitas” a Baja California Sur como la de este ingeniero se verán incrementadas en los próximos meses porque –como él mismo amenazó- “quienes estamos a favor de las minerías vamos a tener que trabajar mucho en la sensibilización de niños, jóvenes y autoridades para hacerles ver lo responsable y exitosa que es la actividad minera actualmente…”

Ante la advertencia-amenaza los opositores están obligados a también revisar estrategias y tácticas porque los tiempos políticos por venir auguran que este tipo de empresas mineras recibirán todo el apoyo de las próximas autoridades federales, quienes justificando la creación de empleos poco les importará socavar al medio ambiente y al hombre.

Ojalá nos equivoquemos.

 

Fuente: Colectivo Pericu