Pacific Rim demanda a El Salvador sin ejecutar inversiones

Por Juan Carlos Vásquez

 

A partir de marzo de 2008 la empresa canadiense no ha invertido nada en el país, y a pesar de eso está siguiendo la demanda bajo la Ley de Inversiones, señala el fiscal general Romeo Barahona.

La empresa canadiense de explotación minera Pacific Rim, tiene todas las de perder la demanda interpuesta contra El Salvador, según lo señala el fiscal general de la república Romeo Barahona, quien al fungir como representante del Estado afirma que este consorcio está siguiendo un proceso bajo la Ley de Inversiones sin haber invertido nada en el país, a partir de marzo de 2008.

Según Barahona, las pretensiones de la transnacional se comenzaron a truncar desde el pasado 1 de junio cuando un tribunal del Centro Internacional de Arreglo en Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI) desestimó todos los reclamos interpuestos por Pacific Rim que buscaba ampararse bajo el CAFTA-DR.

La Fiscalía sostuvo que Pacific Rim, haciendo un uso abusivo del arbitraje internacional, se amparó en cláusulas del TLC con Estados Unidos para entablar la demanda a El Salvador por haberle negado el permiso para explotar la mina El Dorado, en el municipio de San Isidro, departamento de Cabañas.

Pero El Salvador argumentó que el consorcio violó el procedimiento de arbitraje porque cambió su jurisdicción de las Islas Caimán hacia Estados Unidos con el único propósito de beneficiarse del TLC; sin embargo, el CIADI concluyó que esa demanda era improcedente, porque la compañía es canadiense y ese país no es miembro contratante del convenio.

Sin embargo la empresa minera al haber invocado no solo el CAFTA, sino que también la Ley de Inversiones podía seguir el proceso.

“A partir del año 2008 ellos no han hecho ningún tipo de inversión, o sea, no pueden demostrar eso; aunque ellos lo quisieran probar no pueden hacerlo, con el TLC ellos podían reclamar años anteriores, pero al ser sacados del CAFTA por el CIADI, ellos solo pueden hacer los reclamos a partir de marzo de 2008”, explicó Barahona.

Para el fiscal general, con esta demanda que Pacific Rim sigue bajo la Ley de Inversiones, debe de aportar lo que se llama la carga de la prueba.“Ellos tienen que demostrar que a partir de marzo de 2008 han hecho inversiones, y nosotros sabemos que ellos no han hecho inversiones” subrayó.

Para conocer el fallo del CIADI por este proceso no se tiene un plazo establecido, Romeo Barahona cree que podría ser el próximo año. Pero lo logrado hasta el momento ya representa un triunfo para El Salvador, porque la principal demanda amparada en el CAFTA ya fue desestimada; ahí estaban en juego $77 millones que el Estado habría pagado si el fallo resultaba en contra.

El fiscal general dijo que este arbitraje es uno de los varios que en su gestión ha ganado; a diferencia de otros fiscales que lo han precedido, en su gestión no se ha perdido ningún caso y el país ha dejado de erogar más de $222 millones.

 

Fuente: elmundo.com.sv