El Salvador será sede de cumbre sobre medio ambiente

Tema central es Cambio climático, territorios y movimientos sociales

Más de 500 ambientalistas de 77 países se reunirán el próximo mes en El Salvador para discutir estrategias de trabajo internacional a favor del medio ambiente.

La conferencia, organizada por la red ecologista Amigos de la Tierra Internacional, se centrará en Cambio climático, territorios y movimientos sociales.

“Vamos a discutir también otros problemas graves como la erosión de la biodiversidad y la acidez del océano”, indicó Ricardo Navarro, director del Centro Salvadoreño de Tecnología Apropiada (CESTA), filial de Amigos de la Tierra Internacional.

Navarro explicó que la conferencia, que se desarrollará el 5 y 6 de noviembre, abordará la necesidad de “defender el territorio” desde el enfoque de cuidar los recursos naturales.

Los ambientalistas participantes proceden de las regiones de Mesoamérica, África, Norteamérica, y otras, siendo esta la primera ocasión que dicha cumbre se realiza en El Salvador. A escala centroamericana Honduras ya fue sede.

“Esta conferencia es cada dos años; la última que tuvimos fue en Malasia y hay dos ofertas para la próxima, que se haga en Filipinas o Sri Lanka. Algunos europeos también quieren hacerla”, afirmó el director del CESTA.

Las ponencias serán impartidas en el auditórium de la Facultad de Derecho de la Universidad de El Salvador (UES), con la participación de autoridades de Amigos de la Tierra Internacional, del CESTA y del rector, Mario Nieto Lovo, en la apertura.

El primer panel de la conferencia versará sobre el contexto global y respuestas locales, seguido por un análisis de megaproyectos y su incidencia en los bosques, el agua y el aire. También se abordará de modo específico el impacto al medio ambiente en regiones como África y Asia.

Actualmente, El Salvador enfrenta una posible amenaza ambiental por la explotación de oro en la mina Cerro Blanco, ubicada en Guatemala, cerca de la Región Trifinio.

El río Ostúa, que atraviesa la zona de Asunción Mita donde está la mina, es tributario del lago de Güija que a su vez alimenta al río Lempa, principal afluente del país. Esta semana la Comisión Interamericana de Derechos Humanos conocerá el caso a través de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos.

 

Fuente: Prensa Gráfica