Documental retrata montaña sagrada preincaica acosada por minería en Perú

chimu-peruLos misterios de una montaña adorada por culturas precolombinas, amenazada hoy por la minería, así como la historia de la resistencia de un guerrero chimú que luchó contra la conquista de los incas, se mezclan en un documental que busca preservar y rescatar esos vestigios casi olvidados del norte de Perú.

La gesta del general Kerrotumi, un guerrero de la cultura chimú -civilización que tuvo su auge en la costa peruana-, se entrelaza con la historia de una montaña que era centro de sacrificios humanos, y que ahora reúne el documental “El último reducto Chimú”.

El cerro Campana es una elevación coronada por tres picos que, según estudios arqueológicos, fue una montaña sagrada para las culturas preinca Moche (200 a 800 dC) y Chimú (1000 a 1470 dC) que se asentaron sucesivamente en el norte del país.

En esos tiempos la montaña era llamada “Ci-Pong”, que en el extinguido idioma “quignam” de ambas culturas significa “gran piedra” o “piedra grande”, pero su nombre actual se debe a su propia figura, parecida a la de una campana que servía de guía a los navegantes desde la época colonial.

“El documental, listo para estrenarse a mediados de mes en un circuito cultural en Trujillo y Lima, busca recuperar el macizo como centro cultural de esas dos civilizaciones”, dijo a la AFP Diego Rojas la Torre, periodista y realizador novel de la cinta, quien fue asesorado por el arqueólogo Régulo Franco.

Por otra parte, tanto Rojas la Torre como Franco resaltan que, junto con su intención de resaltar su valor histórico, el documental trata de mostrar la biodiversidad que rodea a la montaña; su flora y fauna, con el fin de salvarla de la depredación que la pone en riesgo.

El cerro, ubicado frente al mar en el distrito de Huanchaco, cerca de la ciudad de Trujillo (570 km al norte de Lima) “está amenazado fuertemente por la actividad minera, con socavones que debilitan su base, por galpones de aves y la expansión urbana”, explicó el arqueólogo Franco.

De su lado, el documental relata la historia de Kerrotumi, un general que venció a los incas en varias batallas antes de que su pueblo fuera dominado por el imperio.

“Cuando la toma de Chan Chan era inminente, Kerrotumi para no dejarse vencer se retira a la montaña sagrada y ahí se autoinmola en un ritual mágico-religioso que se escenifica en el documental”, señala Rojas.

Chan Chan, la megalópolis precolombina de barro más grande de América Latina, era la capital del reino Chimú, que cayó en manos del inca Túpac Yupanqui hacia 1470.

Franco estimó que con “El último reducto Chimú” y la historia de Kerrotumi se da valor arqueológico a la montaña Campana, un “paradigma de la costa norte donde se han descubierto indicios de templos, altares, cementerios y pinturas rupestres en sus quebradas y encañadas”.

En especial, destaca una piedra de tres niveles descubierta recientemente ubicada en la cúspide del pico central que, según todos los indicios, fue lugar de sacrificios humanos y que ha sido perennizada en piezas cerámicas de los moche.

Pero, además, la montaña Campana es “un laboratorio natural que alberga una inmensa cantidad de flora y fauna silvestre que la convierte en un verdadero jardín botánico, un ciclo natural que por ningún motivo deber ser alterado”, sostiene Franco.

“El documental, producto de una investigación que se inició hace dos años, está orientado a defender el patrimonio histórico y a preservar su medio ambiente”, enfatiza Rojas.

Las investigaciones realizadas permitieron identificar 230 especies de plantas alimenticias, curativas, ornamentales, además de 260 especies de vertebrados, entre mamíferos, aves y reptiles, y 200 más de invertebrados.

Sin embargo, la Asociación de Defensa y Rescate de la Montaña Campana denunció que ha aumentado la actividad de empresas mineras artesanales informales, así como la de proyectos de construcción de viviendas que afectan el medio ambiente de la zona.

En su época de esplendor la montaña era objeto de “peregrinaciones masivas de los moches, que fueron los abuelos de los chimús, y por tanto seguían las mismas tradiciones y los mismos cultos”, explica Franco.

El “Ultimo reducto Chimú” es el primero de una serie de documentales que ha programado Rojas la Torre bajo el título “Perú Oculto”, cuya finalidad es “descubrir personajes y ciudades perdidas de Perú para consolidar la identidad nacional”.

Fuente: AFP a través de Fahrenheit Magazine

 

Ver Trailer Online