Existen 33 concesiones de minería de oro en La Paz

concesiones-BCS-mexicoLa Paz, Baja California Sur (BCS). Según la Secretaría de Economía (SE) existen al menos 33 concesiones de minería de oro vigentes en el municipio de La Paz, las cuales abarcan más de 59 mil 900 hectáreas del municipio. Mineras como Pitalla, Picacho Blanco, Texcalama, San Antonio y La Testera suman más de 34 mil hectáreas.

Lo anterior lo dieron a conocer las organizaciones ambientalistas Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda), Sociedad de Historia Natural Niparajá, Agua Vale Más Que el Oro, Medio Ambiente y Sociedad (MAS) y En Defensa del Medio Ambiente y Desarrollo Rural Sustentable, A.C.

Los ambientalistas aseguran que con el Programa de Ordenamiento Ecológico Local (POEL) se puede proteger al municipio de las actividades mineras a cielo abierto que “amenazan” el municipio de La Paz.

Para MAS la presidenta municipal, Esthela Ponce Beltrán, debe dar celeridad a la discusión y aprobación del documento.

“El proceso de elaboración del POEL inició en forma con un Convenio de Coordinación entre el ayuntamiento de La Paz, el gobierno del estado de BCS y la Semarnat desde el 29 de mayo de 2006. El año pasado el ayuntamiento de Esthela Ponce prometió darle celeridad a este instrumento y no hemos visto ningún avance ¿hasta cuándo?” cuestionó Juan Ángel Trasviña Aguilar, de Medio Ambiente y Sociedad, A.C.

Por su parte Cemda asegura que debe haber un orden y certidumbre en las actividades económicas que se realizan en el municipio.

“Un municipio que no tiene orden se deja en incertidumbre y la incertidumbre genera especulación, y cuando hay especulación se vuelve esto la ley de la selva, gana el más fuerte”.

Como ejemplo, Meredith de la Garza, de Niparajá, mencionó otros proyectos que no han sido viables por contravenir normas municipales.

“Texcalama y Picacho Blanco no han sido procedentes debido a que contravienen el Plan de Desarrollo Urbano, por ello los instrumentos de planeación deben estar preparados para la realidad del municipio”, expresó.

El POEL es un documento que otorga certeza para el aprovechamiento sustentable de los recursos naturales, con este instrumento se dejan asentadas cuáles son las vocaciones del municipio, qué tipo de actividades se pueden realizar como desarrollos turísticos, actividades mineras, agricultura, industria o vivienda.

 

Fuente: Octavo Día