“El Modelo minero y herramientas para investigación sobre empresas políticas y canadienses”

Se reúnen periodistas en taller acerca del impacto de mineras

No MineríaPeriodistas del Norte, Centro y Sur del país que se han dedicado en últimos años ha documentar el despojo de tierra por parte de las transnacionales a través de proyectos mineros se reunieron durante tres días en el Distrito Federal, para tomar el taller “El Modelo minero y herramientas para investigación sobre empresas políticas y canadienses”. México presenta un panorama interesante, señalaron los expertos, porque en las dos últimas administraciones federales aumentaron los títulos de concesión y extracción minera.

El país es un “paraíso fiscal” para dichas compañías extranjeras, cuyos socios y accionistas son empresarios mexicanos, funcionarios o exconsultores mineros que facilitan a las compañías los permisos del Estado mexicano.

El 70 por ciento del territorio posee algún tipo de mineral; oro y plata son los más cotizados. Las empresas, en su mayoría canadienses, se llevan el mineral y dejan sólo el 7.5 de sus regalías en este país; en la mayoría de los casos no reportan las ganancias reales con el fin de evitar pagar más al gobierno mexicano porque esa área no está regulada por el mismo.

La Red de Periodistas “De a Pie” y la Red Mexicana de Afectados por la Minería (Rema) organizó el taller que se implementó del jueves hasta el sábado anterior. Facilitadores como Jen Moore de Mining Watch Canada; Gustavo Castro y Miguel Mijangos, de la Rema, ofrecieron una introducción para que los periodistas se informaran acerca de cómo investigar los informes financieros de las empresas mineras, sus costos de producción y beneficios.

Alrededor de 96 millones de hectáreas que corresponden al 30 por ciento del país mexicano se han concesionado a empresas de ese sector que pagan cinco pesos por hectárea, como aportación al país. A cambio traen división a los pueblos y daños a la salud como estrés, insomnio, miedo y enfermedades más graves como úlcera en los ojos.

Periodistas de diversos estados – como Coahuila, Sonora, Chihuahua, Zacatecas, Puebla, Jalisco, Morelos, Guerrero y Chiapas– comentaron acerca de la situación que atraviesan sus entidades respecto al tema de la minería.

Representantes de Argentina, Colombia, Perú, Guatemala y Honduras relataron la experiencia de resistencia que se ha formado en las comunidades de Centroamérica contra esas empresas como la canadiense Goldcorp, que extrae desde hace años y ha ocasionado daños en la salud de los pobladores.

Tal como lo registró la periodista Marlen Castro, participante del taller, en su reportaje “Fresnillo, el infierno a cielo abierto”, en el que documentó cómo la actividad de Goldcorp ocasionó la muerte de los habitantes de ese lugar ubicado en Guerrero, a consecuencia de químicos.

La Rema abordó el tema de la Sierra Madre de Chiapas, donde la empresa canadiense Blackfire -a través de su mina de barita- provocó la muerte de Mariano Abarca, quien defendió el ambiente y salud de los pobladores de Chicomuselo, quienes se oponen a la extracción minera.

“Como esos hay muchos casos de corrupción donde los estados, el Estado mexicano y la misma embajada de Canadá en México conoce la situación que atraviesan las comunidades”, dijo por su parte Jen Moore de Mining Watch Canada.

 

Fuente: El Heraldo de Chiapas