Lucha y búsqueda de justicia en Cabañas

Jóvenes de Santa Marta recuerdan a través de una dramatización a los ambientalistas Marcelo Rivera, Dora Sorto y Ramiro Rivera asesinados en el año 2009 en el departamento de Cabañas.

lucha-cabannas-elsalvadorHabitantes de las comunidades de Santa Marta, Trinidad, Santa Rosa y La Maraña e integrantes de organizaciones sociales mantienen firme la lucha contra la minería y la búsqueda de justicia tras 6 años del asesinato de Marcelo Rivera, Dora Sorto y Ramiro Rivera, ambientalistas opositores de los proyectos mineros de la empresa canadiense Pacific Rim  en el departamento de  Cabañas.

En junio de 2009 fue desaparecido, torturado y asesinado el ambientalista Marcelo Rivera y en diciembre del mismo año también fue asesinada Dora Sorto, quien tenía 8 meses de embarazo y Ramiro Rivera.

A raíz de estos hechos otros líderes de comunidades y periodistas de Radio Victoria sufrieron diversos atentados y amenazas de muerte. Algunos de estos delitos siguen impunes y en el caso de Marcelo Rivera se condenó a 40 años de prisión a los hechores materiales, sin embargo no se investigó a posibles autores intelectuales.

El 6° aniversario de Lucha y búsqueda de justicia tuvo lugar en el Centro Escolar Caserío La Maraña el pasado viernes 18 de diciembre con un acto conmemorativo donde se dieron cita más de 50 personas que mantienen viva la lucha en contra de la minería y que además aprovecharon para expresar sus exigencias a las máximas autoridades del Estado Salvadoreño.

Según Monseñor José Elías Rauda, Obispo de San Vicente y quien ofició la misa para honrar la memoria de los ambientalistas asesinados en 2009, los obispos en El Salvador se manifestaron en contra de la minería a base de cianuro, a través de dos comunicados en 2007 y 2010. Además durante su homilía hizo énfasis en la importancia de mantener vivo el recuerdo de estas personas que lucharon y defendieron principalmente el derecho a la vida.

 

“A seis años de su muerte la justicia es ausente”

Vidalina Morales, representante de ADES (Asociación de Desarrollo Económico Social Santa Marta) tiene muy presente la lucha de sus compañeros ambientalistas y ante el asesinato de ellos exige justicia junto a quienes les conocieron y trabajaron junto a ellos por la defensa de los recursos naturales y el derecho a la vida de la población que se vería afectada por el proyecto minero “El Dorado”.

Recientemente la Fiscalía General de la República se ha negado a escuchar reiteradas peticiones de organizaciones sociales de ampliar la investigación contra el ex vicepresidente de Pacific Rim, Rodrigo Chávez Palacios, quien ejercía su cargo cuando sucedieron los asesinatos en Cabañas y que además conocido hoy en día como “el descuartizador” fue procesado por homicidio agravado y puesto en libertad en noviembre del presente año. Por su parte ADES y la Asociación Ambiental La Maraña afirman que es razonable una investigación a Chávez Palacios referente a estos asesinatos en Cabañas.

Esta lucha también recibe el respaldo del Ministerio de Gobernación y Desarrollo Territorial  a través de una sus representantes en el departamento de Cabañas, Licda. Carmen Alvarenga Torres, Gobernadora suplente. Quien asistió al acto de conmemoración e invitó a las organizaciones y a la población de las comunidades presentes a mantener los esfuerzos de resistencia ratificando el acompañamiento de la institución a la que representa en esta lucha contra la minería ya que esta actividad no es viable para un país como el nuestro debido a la alta vulnerabilidad que nos caracteriza según expresó.

Para el Vicepresidente de la Asociación Ambiental La Maraña, Alejandro Guevara Velasco, la muerte de sus compañeros ambientalista representa un aporte significativo para muchas personas pero en especial para las nuevas generaciones, un ejemplo de lucha que inspira a no renunciar a nuestros derechos, “porque la vida no es negociable” reiteró.

El evento también contó con la participación artística de mujeres de la comunidad de Santa Marta, una dramatización por parte de jóvenes de las comunidades y con la intervención del grupo Musical de Santa Marta, que aportaron colorido y alegría a la conmemoración.

Uno de los desafíos que enfrentan las asociaciones sociales y ambientalistas en contra de la minería tras la búsqueda de justicia no sólo en Cabañas sino en el territorio salvadoreño es la falta de una legislación que prohíba la minería a nivel nacional, por lo que exigen a la Asamblea Legislativa la pronta aprobación de esta ley que conforme a la realidad ambiental de nuestro país urge la prohibición de toda exploración, explotación, procesamiento y comercialización de los recursos naturales no renovables del suelo y subsuelo salvadoreño.

Fuente: Vanguardia el Salvador