Carta abierta de organizaciones haitianas contra la minería de oro en el norte del país

Nosotros, los abajo firmantes —organizaciones de agricultores, trabajadores y ciudadanos del Departamento del Norte, especialmente de Morne Pele—alzamos nuestras voces para denunciar la minería de oro y otros metales en el Norte, particularmente en Morne Pele, Quartier Morin.

Como se declara en el Artículo 247 de nuestra Constitución, trabajar la tierra es la principal fuente de riqueza en Haití, y la agricultura garantiza el bienestar de la gente y el progreso socioeconómico de nuestra nación.

Aquellos de nosotros que vivimos cerca de Morne Pele (también llamado Morne Bossa) vivimos de nuestra tierra: cultivamos, criamos animales, producimos klerèn, un alcohol de alta graduación similar al ron que elaboramos a partir de la caña de azúcar y exportamos a todo el país. Sin embargo, en 2012 el gobierno otorgó un permiso de explotación para extraer oro en Morne Bossa a VCS Mining, una empresa  estadounidense. El gobierno hizo esto sin informar a las personas que viven en las comunidades cercanas. El Artículo 40 de la Constitución Haitiana de 1987 exige que el gobierno comparta información que
afecte la vida nacional.

En julio de 2017, nos enteramos de que una empresa australiana, 3D Resources, había llegado al área y había llevado a cabo una serie de actividades preparatorias. A través de investigación (cavando nuestros dedos en el quimbombó), descubrimos que 3D había comprado el 70% de los derechos del permiso VCS para explotar Morne Bossa. Esto nos muestra cómo se mueve el dinero en el mercado internacional, sobre las cabezas de las comunidades locales, a pesar de que la gente local todavía no tiene acceso a información.

Cuando consideramos que la minería es una actividad que requiere mucha tierra, notamos el riesgo de que las empresas tomen tierra de nuestras granjas, nuestras casas, nuestras escuelas e iglesias. Esto significa que las empresas quieren tomar nuestras tierras para enriquecerse más y dejar a nuestras comunidades en la pobreza;

Cuando consideramos las experiencias de otros países, vemos que la explotación minera es un desastre potencial— amenaza nuestra salud, nuestra agua, nuestra tierra, y el resto de nuestro medio ambiente;

Cuando consideramos el sistema de salud pública de Haití, que ni siquiera puede responder adecuadamente al cólera, introducido por la ocupación militar de las tropas de MINUSTAH de las Naciones Unidas, aunque sabemos que la minería a menudo también va acompañada de militarización;

En nuestra realidad, la mayoría de las personas en las áreas rurales usan hojas y medicina natural para curar enfermedades;

Cuando consideramos la importancia de esta montaña, Morne Pele, donde las empresas planean construir una mina, especialmente como una protección a nuestras comunidades contra huracanes, vientos peligrosos y otras amenazas;

Vemos que la minería viola el Artículo 253 de la Constitución de 1987. El Artículo 253 dice que el medio ambiente es el marco natural para la vida de las personas. Además, prohíbe cualquier actividad que perturbe el equilibrio ecológico;

Cuando consideramos que las empresas llegan a hacer negocios y que, aunque pueden hacer muchas promesas, generalmente no las cumplen, también consideramos que las empresas rara vez brindan información sobre los riesgos y consecuencias que plantea la minería, especialmente para los trabajadores, agricultores, miembros de sindicatos, y el resto de la población. Vemos que las empresas no han proporcionado información en las áreas donde han trabajado hasta ahora;

Cuando consideramos que muchos lugares donde vemos la actividad minera se vuelven más pobres; las experiencias de SEDREN, una empresa en Gonaives y REYNOLDS en Miragoane muestran el daño potencial que la actividad minera puede causar, y las consecuencias a largo plazo que aún persisten;

Cuando consideramos que nuestro medio ambiente ya es el más vulnerable en toda América Latina, y sufrimos terremotos, huracanes e inundaciones cada año;

Levantamos nuestras voces y decimos, juntos: “No aceptamos la actividad minera en Morne Pele”.

Elevamos nuestras voces y pedimos reformas agrícolas, carreteras para transportar nuestros productos, escuelas, reforestación, y agua potable.

La Minería es Veneno para el Medio Ambiente
La Minería es Veneno para la Agricultura, la Tierra y la Alimentación
La Minería es Veneno para el Agua
Sí a la Vida, NO a la Minería

Para que podamos ganar esta lucha, buscamos la solidaridad nacional e internacional, con personas que creen que la vida es más significativa que ganar dinero.

Organizaciones signatarias y ciudadanos
Rasanbleman agrikiltè Morinwa (RAMO) Thélus SONY
Mouvman Peyizan Kayimit (MPK) Toussaint Charnel
Federasyon Mouvman Demokratik Katye Moren (FEMODEK) Dassas Gaston
Legliz Katolik; Jacques Mari Charles
Legliz Batis; Lemercier Xavier
Legliz Advantis; Fracois Wilssaint
Asosyasyon Kilti Lakay; Thélus Sonise
Sant Santé Kadouch;
Lekól Nasyonal Kadouch; Valmir Saphira
Entèsendikal Premye Me Batay Ouvirye (ESPM-BO); Phanès Elusma
Konsèy Administrasyon Seksyon Kominal (KAZEK); Rose Mari Xavier
Asanble Seksyon Kominal (ASEK); Jacquelin Valcourt
Asosiyasyon Voudou; Davilma Baudin