Observatorio Socioambiental Panameño

Perspectiva socioambiental del mes
Análisis de coyuntura

La actitud permisiva de las autoridades al impulsar proyectos lesivos al ambiente, es la tónica en el mes de abril de 2019. El interés de construir una terminal petrolera en isla Boná; las intenciones del Órgano Ejecutivo de “legitimar” el contrato de 1997 que establece la concesión minera de Petaquilla desconociendo el fallo de inconstitucionalidad  dictado por la Corte Suprema de Justicia en contra de la ley que la regula; el desacato al fallo de la Corte Suprema de Justicia que ordena la suspensión provisional de las obras en la ampliación de la vía Omar Torrijos; la tala desaforada e impune en Darién; la polémica surgida por el otorgamiento de las tierras comarcales de la etnia Naso y la oposición generalizada de los grupos ambientalistas del mal llamado “desarrollo” promovido por el Ministerio de Ambiente en el Parque Nacional Coiba, revelan una vez más el poco interés de esta administración gubernamental en cuanto al tema ambiental.

Ante esta realidad los grupos ambientalistas de manera estoica y valiente salen a la defensa de nuestros recursos naturales ante el voraz apetito devastador de las empresas y la actitud cínica y poco me importa de las autoridades que no cumplen su mandato legal convirtiéndose en promotores de inversiones perversas y ajenas al bien común.

La tendencia de depredación es alarmante. Sumado a ello la impunidad ambiental de los grupos poderosos amenaza nuestra propia supervivencia sin lograr el ansiado equilibrio entre lo económico, lo social y lo ambiental.

Urge que el ambiente se convierta en un tema de Estado y la ciudadanía en general tome conciencia de los deberes que debemos cumplir para la consecución de la justicia ambiental. Éste es el gran desafío para garantizar el futuro desarrollo de nuestro país.

Equipo Interdisciplinario OBSOAP

Leer informe completo